"Plan Qunita": fueron sobreseídos todos los acusados en la causa

Nacionales 16 de julio de 2021
La fiscal había pedido el sobreseimiento de los procesados por inexistencia de delito, luego de una pericia que determinó que no hubo perjuicio para el Estado Nacional.
plan-qunitapngpng
El programa consistía en la entrega de kits para madres de bajos recursos.

El Tribunal Oral Federal (TOF) 1 sobreseyó este viernes a todos los procesados por supuestos delitos en la causa por el "Plan Qunita" por inexistencia de delito. El programa de asistencia materna había sido lanzado en 2015 por la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner. 

Los responsables de la decisión fueron los jueces Adrián Grunberg, José Michilini y Ricardo Basílico, quienes beneficiaron a diferentes ex funcionarios kirchneristas, algunos de los cuales se encuentran en funciones, como Aníbal Fernández (interventor de Yacimientos Carboníferos Río Turbio), Daniel Gollán y Nicolás Kreplak (ministro y viceministro de Salud bonaerense, respectivamente), y empresarios que proveyeron los insumos para el kit.

También decidieron levantar los embargos que había dictado en el caso el juez federal Claudio Bonadio, posteriormente fallecido. 

El Tribunal resolvió dictar los sobreseimientos luego de un dictamen de la fiscal del juicio, Gabriela Baigún, a favor de hacer lugar a la excepción de falta de acción por inexistencia de delito.

La decisión se tomó a partir de una pericia ordenada en la llamada "instrucción suplementaria" preparatoria del juicio oral, que determinó que no hubo perjuicio para el Estado Nacional.

La fiscalía "entendió que la nueva prueba incorporada a la causa" permitía "descartar que la Licitación Pública Nacional nº 4/2015 hubiera generado un perjuicio económico al Estado Nacional, como así también que el procedimiento licitatorio hubiera estado direccionado en favor de las empresas adjudicatarias", recordó el Tribunal en su fallo al que tuvo acceso Télam.

Según la fiscal, si esos peritajes y contables ordenados por el Tribunal Oral se hubiesen realizado durante la investigación del caso, no habría llegado a etapa de juicio.

El origen de la causa fue una denuncia de Graciela Ocaña, impulsada por el fiscal federal Eduardo Taiano. Los imputados fueron procesados en base a precios informados por Ocaña en su denuncia, luego de comprar por separado los elementos del kit.

 
"Sin embargo, tanto el peritaje contable como el técnico resultan contestes en que el conjunto de elementos adquirido por la denunciante no es comparable con el kit Qunita", sostuvo la fiscal al pedir los sobreseimientos y la no realización del juicio.

Baigún concluyó que "los valores obtenidos no reflejaron la existencia de sobreprecios en el marco de la licitación".

Te puede interesar