¿Se vienen los billetes de $5.000 y de $10.000?: un nuevo proyecto explica sus posibles ventajas

Economía 06 de agosto de 2021
El alto nivel de la inflación en la Argentina lleva a una constante desvalorización del peso, por eso muchos sectores piden que se emita papel moneda de mayor valor.
billete de 5.000

El alto nivel de la inflación en la Argentina lleva a una constante desvalorización del peso. En este marco, los billetes de $1.000, que son los de más alta denominación en el país, alcanzan cada vez para menos y muchos sectores piden que se emita papel moneda de mayor valor.

Una nueva y concreta propuesta surgió esta semana de parte del senador Pablo Blanco, de Juntos por el Cambio. Su proyecto busca que el Banco Central disponga la creación de billetes de $5.000 y de $10.000, que serían de utilidad para las operaciones cotidianas de muchos argentinos. Además, un hecho no menor, aliviarían también a "la maquinita" de la Casa de la Moneda.

"La emisión de dinero en la economía argentina crece vertiginosamente y desborda la capacidad que tiene el Gobierno para imprimir sus billetes", explicó Blanco.

Según el legislador, los billetes de mayor denominación también evitarían la necesidad de importar billetes producidos en el exterior y a un alto costo. En esta línea, Blanco sostuvo que la Casa de la Moneda argentina "no tiene suficientes recursos para abastecer la creciente demanda de efectivo agravada por la cuarentena".

Blanco argumenta que la impresión de billetes de $5.000 y $10.000 tendrá como resultado un "sustancial ahorro en el costo de emitir billetes de alta denominación, ya que el costo de emisión de un billete como los que aquí se proponen es prácticamente el mismo que uno de $1.000, mientras que la cantidad de billetes necesaria de imprimir para satisfacer la demanda pasaría a ser mucho menor". 

Y agregó: "Evidentemente la emisión de estos nuevos billetes, no solucionarán el problema inflacionario ni pondrán fin al déficit fiscal, pero si permitirá una adecuación en los billetes en circulación para el desenvolvimiento de la actividad económica basada en transacciones con efectivo".

Posible ahorro para el Estado: imprimir cada billete de $5.000 o de $10.000 costaría lo mismo que hacer uno de $1.000.

La maquinita de imprimir, a full

El índice de inflación es tan alto en Argentina que se refleja de alguna forma en la economía cotidiana, por más que el Gobierno tenga como objetivo no emitir billetes de mayor denominación a los actuales de $1.000.

Es decir, la necesidad de contar cada vez con una mayor cantidad de papeles para comprar un mismo bien, a lo largo del tiempo, genera que las autoridades del Banco Central deban solucionar este problema de alguna manera.

Por eso, la "receta" oficial para enfrentar esto parece ser no emitir una denominación más alta a la existente, pero sí imprimir más cantidad de unidades de $1.000 para que no se genere un mayor cuello de botella en la logística financiera.

Te puede interesar