El Gobierno anunció obras para asistir a Chaco y otras cuatro provincias afectadas por la bajante del Río Paraná

Economía 02 de septiembre de 2021
La emergencia hídrica continúa en las provincias de Buenos Aires, Corrientes, Chaco, Entre Ríos, Formosa, Misiones y Santa Fe.
Rio Parana

Ante la bajante extrema del río Paraná, el Gobierno anunció la autorización de obras por $1.000 millones para la asistencia de las provincias y localidades afectadas, las cuales serán ejecutadas a través del Fondo de Emergencia Hídrica que administra el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento.

La emergencia hídrica continúa en las provincias de Buenos Aires, Corrientes, Chaco, Entre Ríos, Formosa, Misiones y Santa Fe, a la par que organismos públicos técnico científicos realizaron un diagnóstico de la situación.

El Instituto Nacional del Agua indicó que prevalece una tendencia descendente de aguas, que durará tres meses, en todas las secciones del río Paraná. El pico inferior de la bajante se espera para noviembre próximo.

Por su parte, el Servicio Meteorológico Nacional estimó que los niveles de precipitaciones en la cuenca del río Paraná se mantendrán con niveles inferiores a los normales en el sur y norte del Litoral al tiempo que se incrementan las probabilidades de precipitaciones superiores a lo normal en las nacientes del río.

A su vez, la Mesa Nacional de Monitoreo de Sequías encuadró la situación en los parámetros de sequía moderada, con extensiones del área afectada hacia el centro de Corrientes, Formosa y Misiones. Y la Entidad Binacional Yacyretá informó que el sistema de embalses emplazados aguas arriba de la central se encuentran con un nivel muy por debajo de lo normal.

De esta forma, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, en ejercicio de la presidencia del Consejo Nacional del Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo (SINAGIR), informó el miércoles sobre la ayuda para las comunidades ribereñas y destacó que “se les ha requerido a los gobiernos provinciales afectados por la bajante la designación de puntos focales provinciales, lo que permitirá una respuesta coordinada para las poblaciones ribereñas con mayor grado de vulnerabilidad”.

Según informa Télam, el Gobierno, en el marco del SINAGIR, lleva adelante acciones para mitigar los efectos de la bajante. Mantiene activo el fideicomiso que administra el Fondo Nacional de Emergencias para atender suministros de emergencia, y la asistencia y rehabilitación de servicios esenciales.

La Secretaría Ejecutiva de este sistema, a cargo del Ministerio de Seguridad, recopila toda la información de monitoreo, proveniente de los organismos científicos técnicos y las provincias, y elabora mapas dinámicos para la gestión de riesgos que se concentra en el Sistema Nacional de Monitoreo de Emergencias, herramienta para el seguimiento integral y la toma de decisiones.

Los ministerios de Agricultura, Ganadería y Pesca de Desarrollo Social articularon acciones para gestionar instrumentos de emergencia para aliviar la situación de los pescadores artesanales del río Paraná, afectados tanto por la bajante, como así también por las vedas parciales y/o totales de las capturas.

El ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible dispuso un operativo permanente en la zona que va desde Victoria en Entre Ríos hasta San Pedro en Buenos Aires, con dos bases de brigadistas instalados permanentemente en la zona y medios aéreos destinados con exclusividad.

Además la Secretaría de Asuntos Estratégicos de la Presidencia avanza en las gestiones para el acceso a líneas de crédito provenientes del Banco Interamericano de Desarrollo a través de una línea de crédito específica de 100 millones de dólares, enfocada a sequías y emergencias hídricas.

En este marco actúa la Red de Organismos Científico Técnicos para la Gestión del Riesgo de Desastres (GIRCYT) que involucra a más de 10 organismos científicos y técnicos.

Te puede interesar