Ya se olvido: Alberto Cormillot cambió el pañal a su bebé pero no le fue bien

Espectáculos 21 de septiembre de 2021
Su mujer, Estefanía Pasquini, registró el momento. “Lo puse pésimo”, reconoció él y la nutricionista no se quedó atrás con la crítica. Sostuvo que el resultado fue “horroroso”.
Cormillot

Hace casi 50 años que Alberto Cormillot no cambiaba un pañal. Con el nacimiento de Emilio, fruto de su relación con Estefanía Pasquini, tuvo que hacer memoria pero el resultado fue “horroroso”, según esposa. “Lo puse pésimo”, reconoció y la nutricionista no se quedó atrás con la crítica: “Ese pañal creo que es para un nene de cinco años, pero bueno. Volvamos a intentar”.

Ellos se convirtieron en padres en los primeros minutos del viernes. Fue él el encargado de dar la noticia a través de las redes sociales, donde recibió un montón de mensajes de buenos deseos y felicitaciones.

Meses atrás, el médico contó en un programa de TV que había elegido Emilio para el nene porque así se llamaba su papá: “Mi viejo era un fenómeno, pero también era un tipo muy ocupado. Fuimos muy amigos. Hoy le diría que lo extraño mucho, que me hubiera gustado tenerlo. Él hubiese disfrutado verme en esta situación. Seguramente me hubiese dicho ‘¿te parece a los 80, Alberto?’. Lo que hubiese dicho cualquier persona sensata. Y sí, es una idea discutible”.

Cuando publicó la primera foto de la carita de su bebé, Estefanía Pasquini escribió una palabras en las que reflejó lo vivido en las horas previas a la cesárea y luego en la clínica: “El jueves había estado atendiendo a la mañana y la tarde, luego había estado haciendo un vivo, fuimos a cenar y le dije a Alberto ‘Me duele un poco la panza’... Era distinto a lo que venía sintiendo, así que le conté a mi obstetra que me dijo que por las dudas me hiciera un monitoreo. Para ese momento ya había entrado en trabajo de parto. Siempre tan precavidos nosotros... Claramente no habíamos salido más que con lo puesto y así fue como a las horas llego Emilio”.

Aunque reconoció que “no paraba de temblar y llorar”, destacó el rol fundamental de Alberto Cormillot, que, pese a que estaba más asustado que ella, la acompañó y le hizo sentir que todo iba a salir bien: “Ahora estoy con los dos amores de mi vida: el que me hacía y hace tener ganas de levantarme todos los días y ahora el que suma a este sentimiento”.

El pasado 20 de junio, el especialista en nutrición se había referido a las emociones que le generaba volver a ser padre a los 83 años. “Estoy con todos los temores y las dudas que corresponden. Como si fuera un padre primerizo. Después de haber tenido a mi hija Reneé hace más de 50 años y Adrián hace más de 40, ya mucho no me acuerdo cómo es la experiencia”, contó en diálogo con Fede Wiemeyer y Jimena Grandinetti en Buena Semana (TN).


Fuente: Tn Show

Te puede interesar