El kiosquero asesinado recibió cuatro impactos de bala

Nacionales 09 de noviembre de 2021
Según los resultados preliminares de la autopsia.
kiosquero_asesinado_en_la_matanza_portada.jpg_2138204816
El acusado tenía antecedentes penales con condena cumplida.

Según el resultado preliminar de la autopsia el kiosquero Roberto Sabo, asesinado el pasado domingo durante un asalto en su comercio de la localidad bonaerense de Ramos Mejía, partido de La Matanza, recibió cuatro disparos en el tórax que le provocaron la muerte

El informe sobre el estudio forense practicado al cuerpo de Sabo indica que el hombre de 45 años recibió “por lo menos el impacto de cuatro proyectiles. Todos los impactos fueron en la zona del tórax”.

Todos los disparos fueron a corta distancia: dos de ellos, los mortales, ocurrieron en el tórax. Otra bala entró por el cuello y salió por un lóbulo. Al menos cuatro heridas fueron marcadas como de ingreso. Otra fue encontrada en el labio superior. Dos de las heridas (una en el pecho, otra en la cabeza) tienen el ahumamiento y las marcas propias de un disparo realizado a menos de 30 centímetros de distancia.


El fiscal Federico Medone, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Homicidios de La Matanza, espera para este martes la conclusión de la autopsia para agregar al expediente y avanzar con el pedido de prisión preventiva del acusado del crimen, Leandro Daniel Suárez (29).

Por el hecho, Suárez fue indagado ayer por el delito de "homicidio criminis causa agravado por el uso de arma de fuego" en perjuicio de Sabo y también por "robo calificado -dos hechos-, hurto de vehículo, portación ilegal de arma de fuego de uso civil, portación ilegal de arma de guerra", todo ello agravado por la "participación de un menor de edad".


Esos hechos son por el robo de un auto cometido antes del crimen de Sabo y el de una moto, concretado luego, todo junto a una menor de 15 años que, por su edad, es inimputable.


“Por favor, no me pidan la prisión perpetua. Me quiero morir”, fueron las palabras que utilizó el Suárez en su indagatoria ante el fiscal Medone, dijo un vocero judicial.


El acusado tenía antecedentes penales y había ingresado a una prisión del Servicio Penitenciario Federal (SPF) el 16 de noviembre de 2014 y egresó el 13 de agosto de 2020.

Por su parte, la adolescente de 15 años detenida ayer junto a Suárez quedó a disposición del fiscal Pablo Insúa, del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil del mismo Departamento Judicial.

Te puede interesar