Los 7 trabajos más demandados que hace 20 años no existían

Economía 02 de marzo de 2022
Se trata de oficios que se crearon recientemente y que ya son una gran parte de la vida moderna gracias al desarrollo de la tecnología y de internet.
Trabajo
Trabajo

El salto tecnológico de los últimos años hizo que ciertas profesiones de larga práctica hayan desaparecido lentamente, al tiempo que dio lugar a muchos roles nuevos que, hace 20 años, la gente no imaginaba. En ese marco, Business Insider elaboró una lista de siete profesiones que se crearon recientemente y que ya son una gran parte de la vida moderna gracias al desarrollo de la tecnología y de internet.

1 - Experto en criptomonedas

El auge de las criptomonedas como Bitcoin, Ethereum o Litecoin modificaron los mercados financieros. Si a muchas personas les resultaba difícil invertir, la llegada de las criptomonedas, con su notoria inestabilidad y propensión a fluctuar, no lo facilitó.

De acuerdo a BI, la solución para aquellas personas que desconocen los mecanismos que rigen el precio de cambio de los criptoactivos, pero que quieren invertir en ellos, está en los expertos en criptomonedas. En ese sentido, destacó que se trata de expertos que llevan invirtiendo en las criptomonedas desde sus inicios, y son capaces de predecir ciertos cambios en la valoración de las mismas.

2 - Experto en SEO

Un experto en SEO (por Search Engine Optimization, u Optimización para motores de búsqueda) es un profesional que mejora las páginas web para que aparezcan más arriba en las listas de resultados de los motores de búsqueda. Se trata de una práctica que genera más tráfico para las páginas web y consecuentemente más ingresos.

El especialista tiene que tener conocimientos en estrategias de marketing digital, ya que al entender cómo buscan los usuarios puede proponer mejoras que hagan aumentar las conversiones y atraer mejores anunciantes. Así que estos expertos en posicionamiento web ofrecen distintas estrategias y mensuran los resultados para generar mayor tráfico a un sitio web. Asimismo, un profesional en SEO tiene que estar al tanto de los objetivos empresariales para poder dar cuenta de cuáles son las acciones que permiten promocionar mejor productos o servicios y hacer crecer un negocio.

“De nada sirve gastar cientos de dólares en un sitio web si no aparece entre los primeros resultados en un motor de búsqueda. Para resolver este problema, nacieron los expertos en SEO”, destacó la publicación.

3 - Influencer

Se trata de personas que destacan en una red social u otro canal de comunicación y que expresan opiniones sobre un tema concreto ejerciendo una gran influencia sobre otros.

Poco tiempo atrás era impensado poder tener ingresos económicos simplemente mostrando cómo uno se viste o usando una determinada marca en un video. En ese sentido, el portal de noticias destacó que los influencers generaron un cambio en el marketing y en cómo se entiende hoy en día la publicidad.

Para la mayoría de influencers, su principal fuente de ingresos sigue siendo la colaboración con las marcas; sin embargo, muchos de ellos diversifican sus fuentes de ingresos para no depender únicamente del contenido patrocinado.

“Las personas con muchos seguidores crean un vínculo y una confianza en su audiencia que es casi imposible de lograr con los métodos tradicionales de publicidad como la televisión, la radio y los periódicos”, afirmó BI.

4 - Entrenador laboral (Coach)

Para aquello que no están a gusto con su trabajo o que se sienten estancados existen alternativas para lograr una mayor satisfacción en el desempeño laboral. Para esos casos, los coach son una importante solución. Se trata de personas se formaron para motivar y para enseñar técnicas que ayuden a alcanzar las metas que se quieren conseguir.

“En un mercado donde cada vez más personas sucumben a los trabajos de oficina y a horarios interminables, puede ser imprescindible para mucha gente una ayuda externa para afrontarlo psicológicamente”, dijo la publicación.

5 - Streamer

Los streamers transformaron la industria del entretenimiento e hicieron posible ganar mucho dinero llegando a una audiencia lo suficientemente grande.

Hace años surgió un nuevo término: gamers. La traducción lineal explica lo que son: gente que se dedica a los videojuegos. Juegan en línea al FIFA, al Fortnite, al Counter, entre otros. No lo hacen solos sino en red, conectados a internet. A partir de entonces, algunos de los gamers más famosos empezaron a filmarse jugando. Transmitían largos videos con cámara fija en los que solo se los veía a ellos mirando la pantalla donde estaban jugando (y esa misma pantalla aparecía replicada en un cuadrado más pequeño para que se entendiera la acción).

Lo sorprendente es que esos videos, inicialmente subidos a YouTube, tenían miles de vistas. ¿Hay cosa más aburrida que ver a un amigo divertirse jugando a la Playstation si uno no participa del juego? Bueno, eso que puede sonar tedioso en la vida real, en el mundo virtual se hizo furor entre los más chicos, que empezaron a dedicar horas de sus vidas a mirar a otros jugando. Pronto, los centennials adoptaron el hábito.

Así surgieron los streamers. En principio eran gamers que transmitían sus partidas. Luego dejó de hacerse en YouTube y surgió luego Twitch, que es hoy la más famosa red social de streamers.

“Si muchos de los niños que empezaban a jugar a sus primeros videojuegos en la PS1, la XBOX o la Nintendo 64 hubieran sabido que 20 años más tarde se habrían podido dedicar a ello, probablemente la respuesta a ‘¿Qué querés ser de grande’ de muchos de los niños de los 90 habría sido distinta”, comentó BI.

6 - Repartidores de delivery

El trabajo de repartidor existe desde hace muchos años. Sin embargo, el avance de la tecnología dio lugar a una figura nueva: los riders. Se trata de trabajadores que se dan de alta en plataformas digitales y trabajan repartiendo –ya sea en motos o bicicletas e incluso autos-objetos o comida para los usuarios de las distintas aplicaciones.

7 - Community manager

Aunque parezca fácil, administrar redes sociales tiene su nivel de complejidad y no cualquiera puede hacerlo. Por lo anterior, los Community Manager (CM) se hicieron de un espacio en el mundo laboral actual.

Y es que no es lo mismo compartir memes desde un perfil personal que hacer publicaciones para una marca u organización, enfocadas en una imagen al público, a la par de hacerse de seguidores fieles por el contenido diferenciado.

Con el crecimiento de las redes sociales, el rol del community manager se volvió cada vez más importante, ya que la imagen online de una empresa es fundamental para conseguir nuevos clientes y mantener los que ya tiene. En ese sentido, el trabajo de un community manager es gestionar la comunidad online que tiene la empresa o marca, pero también cuidarla e intentar hacerla crecer.

Hay que remarcar que el trabajo de un CM no solo es hacer publicaciones en redes sociales, sino que todas estas deben tener una estrategia. Una de las tareas es crear una comunidad, la cual se da con contenido único y respondiendo a los usuarios que se dirigen a la cuenta, así como creando estrategias de acercamiento, pues aunque las plataformas como Meta usen Inteligencia Artificial en sus algoritmos siempre hay un humano detrás.

A pesar de haber nacido como un trabajo empírico en la actualidad escaló hasta niveles de especialización.

Fuente: Infobae

Te puede interesar