El portero de una escuela cursa con su hija para terminar el secundario

Nacionales 07 de marzo de 2022
Miguel Rodríguez vive en Córdoba, tiene 42 años y, cuando termina su jornada laboral, almuerza e ingresa a clases junto a su hija.
padre-hija-escuela
Hija y padre cursan el primer año.

Un portero de una escuela en la localidad de Laboulaye, Córdoba, comparte aula con su hija para terminar sus estudios. El hombre trabaja en el mantenimiento del establecimiento y este año se motivó para completar el secundario.

Miguel Rodríguez tiene 42 años y es portero en el Cenma “Antonio Sobral” de la mencionada localidad. Como auxiliar se encarga del mantenimiento del establecimiento y en este contexto es que se decidió a terminar el secundario.

Cuando termina su horario laboral vuelve a su casa a comer para luego regresar a la escuela como alumno. El hombre cursa en el mismo lugar donde trabaja y lo hace en el mismo aula que su hija, María Celina. Ambos comenzaron la semana pasada a cursar el primer año.

LA PALABRA DE MIGUEL

"Me generaba curiosidad todo lo que sentía que se hablaba y pensé ‘por qué yo no’. Entonces hablé con las docentes y les pregunté si trabajando yo podía estudiar, y me dijeron que sí. Este año me anoté y ocurrió que mi hija también se entusiasmó", reveló Miguel al diario Puntal de Río Cuarto.

"Soy el primero en llegar porque tengo que dejar todo listo, y el último en entrar al aula. También de irme del colegio. Porque una vez que se termina tipo 23:30, se cierra el colegio y me voy", explicó el hombre. 

Te puede interesar