Separaron a 11 bebés de sus madres porque corrían riesgo de vida

Nacionales 16 de marzo de 2022
En la provincia de Santa Fe. Más de la mitad de los bebés tenían cocaína en sangre, lo que indica que la mamá siguió consumiendo durante el embarazo y la lactancia.
MG_3227
También hubo situaciones en que los niños fueron separados de sus madres por maltrato.

En los últimos 20 días, once bebés nacidos en la provincia de Santa Fe debieron ser separados de sus madres para preservar su integridad física, informaron desde el medio local La Capital. En más de la mitad de los casos en la sangre de los bebes se encontró cocaína, lo que indica que las gestantes consumieron durante el embarazo y mientras amamantaban.

En otras situaciones los niños fueron separados de sus madres por maltrato y en otros porque la progenitora expresó su voluntad de darlos en adopción tras cursar embarazos involuntarios, algunos, producto de una situación de trata.

De los once casos, cinco se registraron en la ciudad de Rosario, tres en San Lorenzo y tres en la capital de la provincia.

Según indicaron desde el medio local, uno de los bebés hace más de un mes que está en terapia intensiva con estado reservado en el Hospital de Niños Vícto J. Vilela a raíz de golpes recibidos de parte de su familia.

La situación encendió las alertas de la provincia, donde las autoridades se vieron sorprendidas por el aluvión de casos. A raíz de los hechos la Secretaría de los Derechos de la Niñez, Adolescencia y Familia de la provincia debió lanzar una convocatoria de emergencia a familias solidarias que albergaran a estos pequeños, ya que las que estaban inscriptas resultaron insuficientes, informaron desde el medio local.

 
Patricia Chialvo, titular del área, declaró que la situación “es inédita” y los equipos interdisciplinarios tuvieron que actuar “porque había un claro riesgo de vida” para los bebés, todos con menos de 40 días de vida.

“En más de la mitad de las situaciones lo que se detectó fue un consumo problemático de sustancias, por lo que se los separó de las progenitoras para iniciar un plan de acción que busca preservar la integridad física de los bebés y la rehabilitación de las madres”, explicó la funcionaria.

Las situaciones de alto riesgo de vulnerabilidad para los pequeños pudieron ser detectadas en los centros de salud. Por ese motivo, Chialvo valoró la actuación de los equipos de sanidad públicos en la detección de los casos y pidió mayor colaboración a los privados para también dar este tipo de alertas.

MADRES QUE DECIDIERON DAR A SUS HIJOS EN ADOPCIÓN

“Además de este tipo de situaciones, en los últimos 20 días se dieron casos de madres que decidieron dar a sus bebés en adopción. Generalmente esto se da porque no se animaron al comienzo de la gestación a interrumpir el embarazo o porque se trata de menores víctimas de trata que no pudieron recurrir a una interrupción legal del embarazo (ILE)”, indicó Chialvo.

En los casos donde la madre manifiesta su voluntad de entregar al niño o niña en adopción, se toma una medida de alejamiento del bebé con una familia solidaria por un lapso de 45 días para prevenir el hecho de que la madre se arrepienta y pueda revertir su decisión. Cumplido ese plazo, se avanzará en el proceso de adopción.

En las otras situaciones el bebé permanecerá con una familia solidaria por un plazo que no puede exceder los nueve meses, tiempo en el cual se pondrá en marcha el plan de acción que tienen por objetivo revertir la acción que lo pone en riesgo e intentar revincularlo con su madre.

Te puede interesar