Sangriento femicidio: un militar asesinó a su pareja con un fusil y luego se suicidó

Policiales 29 de marzo de 2022
El brutal episodio ocurrió en la ciudad de Santa Rosa en la provincia de La Pampa. La víctima tenía 37 años.
Femicidio
Femicidio

Un hombre que se desempeñaba como sargento en el Regimiento de Infantería Mecanizada de Toay, asesinó de al menos dos disparos a su pareja y luego con la misma arma se suicidó, en una vivienda de la ciudad pampeana de Santa Rosa.

Según fuentes judiciales, el episodio ocurrió cerca de las 6 del lunes en un monoambiente situado en la calle Dante Alighieri 1.355, en el macrocentro de la capital provincial. En medio de una pelea, el militar identificado como Elías Funes, de 40 años, atacó a su pareja Marianela Vega Merino, de 37.

El agresor le efectuó dos disparos a su novia con un FAL, tras lo cual se quitó la vida de un tiro en la boca y la trágica escena fue descubierta por un hermano de la mujer que se acercó hasta la casa debido a que ella no se había presentado en su lugar de trabajo.

En tanto, según las primeras investigaciones, "la pareja se encontraba en proceso de divorcio, prácticamente separados aunque aún mantenían la convivencia", reveló el fiscal. En el lugar trabajaron efectivos policiales, personal de la Oficina de Atención a la Víctima y especialistas de la Agencia de Investigación Científica (AIC). 

"En principio, la muerte de la mujer aparece como un femicidio y así será investigado. Posteriormente se produjo otra muerte de un hombre, que se presenta como un suicidio, pero antes de acreditarlo así debemos trabajar e investigar: por ahora tenemos una teoría del caso y no una certeza", explicó el fiscal Máximo Paulucci.

En el departamento vivía además una hija de la mujer, de 12 años, quien no se hallaba al momento del hecho.

El viernes pasado había sucedido un episodio similar en una vivienda de Villa Elisa, donde Antonio Boland, de 44 años y oficial de la Policía Federal, asesinó a Elsa Susana Muñoz con una pistola reglamentaria y posteriormente se quitó la vida.

La sucesión de femicidios provocó que diversas organizaciones realizaran en la noche del lunes una marcha por el centro de la ciudad, destinada a reclamar que los efectivos de seguridad no puedan portar armas fuera del horario de servicio, y la misma fue convocada tras conocerse el nuevo crimen.

Te puede interesar