Protestas en Perú: toque de queda en Lima y Callao

Mundo 05 de abril de 2022
El gobierno de Castillo tomó la medida para este martes y generó repudio. Un paro parcial de transportistas causó bloqueos de rutas, disturbios y dejó como saldo cuatro muertos. 
98d46559-dacf-43f8-9cb8-a420342f9ebe_16-9-discover-aspect-ratio_default_0
La medida implica dejar encerrados en sus casas este martes a los 10 millones de habitantes.

El gobierno de Perú decretó un toque de queda en la ciudad de Lima y el puerto del Callao para casi toda la jornada de este martes para frenar la violencia de las protestas contra el alza del precio del combustible y los alimentos. Por su parte, políticos opositores y expertos criticaron la medida por considerarla contraria a las leyes.

La medida llega tras un paro parcial de transportistas que ayer causó bloqueos de rutas y grandes disturbios y dejó como saldo cuatro muertos y varios heridos. Las principales líneas de transporte público no trabajaron, por lo que automóviles particulares ofrecían transporte a precios que triplicaban el normal.

"Ante los hechos de violencia que algunos grupos han querido crear (...) y en aras de restablecer la paz y el orden interno (...), el Consejo de Ministros ha aprobado declarar la inamovilidad ciudadana (toque de queda) desde las 2 de la mañana hasta las 11:59 de la noche del día martes 5 de abril para resguardar la seguridad ciudadana", dijo el presidente Pedro Castillo en un mensaje al país por televisión cerca de la medianoche.

La medida, que de inmediato provocó expresiones de rechazo en las redes sociales, implica dejar encerrados en sus casas el martes a los 10 millones de habitantes de Lima y el Callao, puntualizó la agencia de noticias AFP.

Los militares salieron a las calles en apoyo de la policía y se apostaron en puntos estratégicos de los distritos más populosos de la ciudad, pero también cerca del aeropuerto, algunas gasolineras y centros comerciales.

El ministro de Defensa, José Gavidia, dijo el martes a periodistas que el toque de queda para el martes decretado por el presidente estuvo motivado por información de inteligencia que indicaba que "los actos de violencia iban a generalizarse sobre todo en el centro de Lima, por lo que había que tomar medidas extremas. No es un capricho".

LA COMPLICADA SITUACIÓN EN PERÚ

Los hechos de violencia, incluidos la quema de cabinas de peaje en rutas, saqueos de algunos comercios y choques entre manifestantes y la policía, comenzaron este lunes en diversas zonas de Perú y son primera paralización que enfrenta el gobierno de Castillo, en el poder desde hace ocho meses.

Las protestas, originadas en las alzas de los precios de los combustibles y alimentos, se desarrollaron en Lima y las regiones de Piura, Chiclayo, La Libertad, Junín, Ica, Arequipa, San Martín, Amazonas y Ucayali, entre otras, y llevaron a suspender las clases en las escuelas por la restricción del transporte público.

Te puede interesar