Por problemas económicos, el 73% de los jóvenes argentinos se mudaría a un piso compartido

Economía 28 de abril de 2022
Un relevamiento privado asegura que entre los jóvenes está ganando más espacio la alternativa de un compañero de piso para vivir.
piso-compartido
piso compartido

El complejo panorama económico que afecta a los precios de los alquileres, está generando un crecimiento de la tendencia del piso compartido, lo que en Estados Unidos se conoce como “roommate”.

De acuerdo a un estudio del portal de propiedades Zonaprop, el 73% de los jóvenes consultados, de entre 18 y 30 años, muestra interés en mudarse a un piso compartido. El relevamiento indica que un 33% de ellos lo haría solamente con un conocido mientras que un 6% lo haría con un desconocido y el resto dependería de la situación (61%).

La razón principal por la que los usuarios elegirían esta opción se debe a que la mayoría se vería beneficiado económicamente al poder repartir gastos con sus compañeros de piso (71,53%), otros se mudarían a un piso compartido porque se separaron recientemente de su pareja (6,36%), mientras otros lo elegirían para independizarse de sus padres (6,07%), para dividir las tareas del hogar (3,18%) o porque se mudaron de zona (2,60%).

Aquellos que no optarían por vivir en un piso compartido aseguran que las razones son porque prefieren vivir solos (33,07%), eligen vivir con su pareja (29,16%), porque les preocupa tener conflictos con una persona que desconocen (10,37%), les da miedo convivir con una persona desconocida (9%), porque no lograrían ponerse de acuerdo con esa persona (3,13%) o por tener dinámicas de vida diferentes (2,74%).

El estudio asegura que, en la actualidad, el 57% de los argentinos que viven con amigos se replantean la decisión tomada. Esto se debe a que pensaron en irse a vivir solos (36,9%), les costó ponerse de acuerdo con las tareas del hogar (19,6%), han tenido varios conflictos a lo largo de la convivencia (15,2%), no contaban con las mismas condiciones económicas (8,7%) o pensaron en irse a vivir con su pareja (6,5%).

En cuanto a las claves principales para convivir con un compañero de piso, el 67,64% de los argentinos consultados afirman que lo más importante es definir pautas de convivencia desde el principio, otros priorizan respetar la privacidad de la otra persona (64,27%), en tanto que hay quienes puntualizan en mantener la limpieza del hogar y repartir las tareas equitativamente (62,93%), y otros plantean la necesidad de crear confianza y tener buena comunicación (57,07%).

Otros puntos claves a tener en cuenta que mencionan los encuestados son: dividir equitativamente los gastos, respetar los tiempos y horarios del conviviente y no exaltarse frente a situaciones que surjan o molesten.

A la hora de plantearse dónde encontrar al compañero de piso indicado, el 55,8% de los consultados preferiría encontrarlo a través de un conocido, mientras que el resto considera hacerlo a través de internet.

La tendencia en el resto de la región

En Brasil, la mayoría de los encuestados opta por no vivir en un piso compartido (81,75%) como también en Ecuador (66,67%), Panamá (58,33%) y Perú (70,2%). Muchos de ellos opinan de esta manera porque prefieren vivir con su pareja o solos. Por el contrario, el 72,8% de los mexicanos sí elegirían vivir en un piso compartido, mayormente debido a temas económicos.

Te puede interesar