La Unión Europea no descartó sanciones contra Rusia por el envenenamiento a Alexei Navalny

Mundo 03 de septiembre de 2020
El bloque solicitó al Kremlin que “coopere plenamente” con la Organización para la Prohibición de Armas Químicas
union europea

La Unión Europea (UE) pidió a Rusia este jueves que colabore en una investigación internacional en torno al envenenamiento del opositor ruso Alexei Navalny y aseguró que no descarta tomar sanciones.

“La Unión Europea pide a la Federación Rusa que coopere plenamente con la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) para garantizar una investigación internacional imparcial”, explicó en un comunicado firmado por Josep Borrell, jefe de la diplomacia del bloque, en el que aseguró que se reserva “tomar las acciones apropiadas, incluidas medidas restrictivas”.

“El uso de armas químicas es completamente inaceptable bajo cualquiera circunstancia y constituye una seria violación del derecho internacional y los derechos humanos”, señaló Borrell

El gobierno ruso debe “hacer todo lo posible para investigar concienzudamente este crimen y con total transparencia” indicó el diplomático, agregando que la UE “seguirá de cerca el caso y sus implicancias”.

Distintas administraciones condenaron el miércoles el envenenamiento de Navalny, a la vez que pidieron explicaciones al gobierno de Rusia y se comprometieron a lograr que aquellos responsables rindan cuentas por las acciones. Entre ellas se destacaron las de Alemania, Estados Unidos y Francia.

La canciller de Alemania, Angela Merkel, indicó que el envenenamiento tendrá una “respuesta común adecuada” porque atenta contra los “derechos y valores fundamentales”, al tiempo que pidió respuestas al Kremlin.

Merkel hizo estas declaraciones después de que el hospital berlinés donde se encuentra en coma el opositor ruso confirmase que fue envenenado con una sustancia que se utiliza en la producción de armas químicas y que pertenece al grupo de Novichok.

Navalny, que lleva ingresado en el hospital Charité desde el 22 de agosto, fue “víctima de un crimen”, afirmó la canciller, que subrayó que en este caso hay “graves preguntas que sólo el Gobierno ruso puede y debe contestar”.

“Esperamos que el Gobierno ruso lo aclare. El mundo espera respuesta”, agregó la canciller en una breve declaración convocada de urgencia.

Poco después se pronunciaron públicamente las administraciones de Donald Trump y Emmanuel Macron. La primera lo hizo a través del Consejo Nacional de Seguridad, que indicó: “Estados Unidos está muy preocupado por los resultados anunciados hoy. El envenenamiento de Alexéi Navalni es un acto absolutamente condenable”.

Y agregó: “Rusia ya ha utilizado en el pasado el agente neurotóxico Novichok”, añadió, al precisar que Washington trabajará con sus aliados “para que los responsables en Rusia rindan cuentas”.

Por su parte, el ministro de relaciones exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, dijo en un comunicado que, “dado el estatus político del Sr. Navalny en Rusia, el ataque contra el genera preguntas serias”. “Es responsabilidad de las autoridades rusas responderlas”, agregó.

Merkel explicó que el gobierno alemán ya se había puesto en contacto con sus socios europeos y con sus aliados en la OTAN para ponerles al corriente, así como con el Bundestag (cámara baja alemana) y a la Organización para la Prohibición de Armas Químicas.

De hecho, también se pronunció sobre el hecho el titular de la OTAN, Jens Stoltenberg, quien lo describió como “shockeante”.

Te puede interesar