Una familia de cuatro integrantes necesitó casi $112.000 para no ser pobre

Economía 18 de agosto de 2022
La Canasta Básica aumentó un 6,8%. Las mediciones que marcan las líneas de pobreza e indigencia continúan en escalada.
pobreza
pobreza

El costo de la Canasta Básica Total (CBT), que mide la línea de pobreza, se disparó un 6,79% en julio, levemente por debajo de la inflación general (marcó 7,4%), por ende, una familia "tipo" (dos adultos y dos niños) necesitó en el séptimo mes del año $111.297,57 para no ser considerada pobre, según informó el INDEC este jueves.

Es importante aclarar que esa cifra no tiene en cuenta el gasto en alquiler de una vivienda.

Además, la Canasta Básica Alimentaria (CBA) subió 6,3% en el mismo mes, por lo que una familia necesitó percibir ingresos por $49.465,59 para no caer en la indigencia, agregó el organismo.

En los primeros siete meses del año la CBT aumentó 46,2% y la CBA 50,1%, diferencia que se debe a esencialmente en que las tarifas de los servicios públicos, y el transporte, se encontraban con escasos aumentos por lo cual aumenta la ponderación que tiene la comida dentro de los índices.

En los últimos doce meses, el costo de la CBT avanzó 64,7%, y el de la CBA trepó 70,6%, precisó el Indec.

Te puede interesar