La organización ligada al atentado a CFK dijo que recibió dinero de un grupo empresario

Política 16 de septiembre de 2022
El líder de la organización ultraderechista Revolución Federal ligada a Brenda Uliarte, Jonathan Morel, dijo que recibió dinero de un grupo empresario para financiar el plan para atacar a la vicepresidenta.
Cristina
Cristina

El fundador y vocero de la agrupación aseguró haber recibido una suma millonaria de una empresa ligada a dos personas cercanas al expresidente Mauricio Macri, su íntimo amigo Nicolás Caputo y el primo de él, Luis, quien fue secretario de Finanzas durante su gestión en el Poder Ejecutivo.

La revelación ocurrió poco después de que los abogados de Cristina Kirchner, José Manuel Ubeira y Gregorio Dalbón, manifestaran que "hubo una organización" detrás del ataque que incluye a los presuntos financiadores de los "grupos de odio", entre ellos el mismo Caputo, según señalaron.

La suma que habría recibido el líder de Revolución Federal:

El atentado contra la vicepresidenta Cristina Kirchner en las inmediaciones de su departamento en Recoleta arrojó múltiples aristas. Entre ellas, la hipótesis de que los imputados por el hecho, Fernando Sabag Montiel, Brenda Uliarte y Agustina Díaz, no habrían actuado solos sino que habrían sido respaldados por organizaciones, como Revolución Federal, cuyo financiamiento está bajo la lupa de la Justicia.

En tanto, Jonathan Morel, líder de esa agrupación, aseguró haber recibido 1.760.000 pesos del Grupo Caputo, algo que fue desmentido por el entorno del empresario, a pesar de que estima que el vínculo podría ser con una firma de los hermanos de Luis Caputo, exsecretario de Finanzas de Macri y primo de Nicolás. 

“Yo realicé un trabajo para un fideicomiso. No tenía forma de saber quién estaba detrás”, aseveró Morel, y agregó que intercambió correos electrónicos "que tenían una mención a Caputo Hermanos".

Una obra en Neuquén, el presunto vínculo entre la empresa y Morel
Por su parte, el militante de 23 años contó que es dueño de una carpintería que realizó trabajos en la remodelación de un hotel en Neuquén en cuya construcción estaría involucrada la empresa de Caputo. “Cuando estaba en Neuquén me enteré de que se trataba de Caputo y después se lo dije a mi socio”, añadió.

“Yo estoy tranquilo, pero sabía que esto iba a surgir. Te cuadra por todos lados, pero son casualidades. Si hubiera querido hacer algo, no habría sido tan burdo”, se defendió Morel.

Desde el entorno de Nicolás Caputo negaron categóricamente tener obras en esa provincia, y por lo tanto, se desligaron del vínculo con el joven carpintero y fundador de la agrupación ultraderechista investigada por la Justicia en la causa del atentado contra Cristina Kirchner. "No tiene ni un hotel ni obras en Neuquén, tampoco una razón social que sea Caputo hermanos", especificó la fuente.

Sin embargo, la empresa "Caputo Hermanos" está registrada con la actividad de desarrollos inmobiliarios con sede en San Isidro, coincidente con la zona donde estaría instalada la carpintería de Morel, según la investigación periodística. En tanto, la firma estaría ligada no a "Nicky" sino a Luis, exsecretario de Finanzas de Macri. 

La agrupación Revolución Federal saltó a la escena pública luego de que la detenida por el intento de magnicidio, Brenda Uliarte, publicara una imagen en la que se la ve en la violenta marcha convocada por la agrupación. No obstante, desde ese espacio no solo se despegaron del atentado sino que aseguran no haber visto a Brenda.

Además, aseguran haberse puesto a disposición de la justicia al presentar un mensaje que les había llegado de su parte en el que "reivindicaba el atentado". Según indicó el propio Morel, la encargada de presentar esa prueba fue la abogada Gladys Egui, defensora del compañero de militancia de Morel, Leonardo Sosa, que vive con la polémica vecina de Cristina Kirchner, Ximena de Tezanos Pinto.

Te puede interesar