Se conocieron por casualidad y no se separaron más

Sociedad 23 de septiembre de 2022
La casualidad hizo que se conocieran y no se separaron más, así fue el amor entre Carlitos Balá y Marthita Venturiello.
Bala y Martitha
Marthita y Carlitos Balá.

El reconocido humorista Carlitos Balá murió este 23 de septiembre. A lo largo de toda su vida, no solo fue quien provocó grandes sonrisas en niños y adultos, sino que también pudo construir una hermosa historia de amor que se extendió durante cincuenta años. 

Balá conoció a Marthita Venturiello a mediados de 1950 en un casamiento, un poco por casualidad y un poco por destino, puesto que coincidieron en la pista de baile entre 500 invitados. 

El noviazgo:

En ese momento, Marthita tenía 18 años y Carlitos ya estaba pisando los 30, pero la edad no fue un impedimento para ellos. Esa misma noche, él la acompañó hasta su casa en colectivo y, durante todo el viaje, le contó “chistes de todos los colores”, según recordó la mujer del humorista hace un tiempo en una entrevista a Susana Giménez.

“Yo reparé en Martha de manera firme y dije: ‘¡Qué linda chica, por Dios!”, había confesado él en su momento. 

Definitivamente, la manera que encontraba Balá para llegar a las personas era la risa y, con Venturiello, lo logró. Estuvieron de novios durante 7 años; de hecho, durante una cita, él se puso a vender lapiceras en el colectivo para que ella venciera su timidez y sacarle una sonrisa. 

Martha explicó durante la entrevista que no querían arriesgarse, por eso su relación se extendió durante tanto tiempo antes de dar el próximo paso.

El casamiento:

Se casaron en 1962 y, al poco tiempo, agrandaron la familia con la llegada de sus hijos Laura y Martín. “Para un cumpleaños mío, me regaló el anillo de compromiso. Gracias a Hilda Bernard y a su esposo nos casamos, porque él tenía un contrato de un año seguido, entonces me dijo ‘nos casamos’”, relató ella. 

La fama de Carlitos Balá comenzó a aumentar y la pareja tuvo que adaptarse a los nuevos desafíos que comenzaron a llegar. En ese sentido, Martha explicó: “Yo me adapté a la modalidad de él por su trabajo, siempre dejé que ensayara tranquilo. Me gusta cuando sonríe, que esté feliz”. 

Así, estuvieron 56 años juntos, en los que él la presentaba a ella como su “mamá” para seguir generan risas. 

Te puede interesar