Incidentes en La Plata: quién era el hincha que falleció de un paro cardiaco

Deportes 07 de octubre de 2022
Había concurrido al estadio a alentar a Gimnasia en un partido clave junto a su hija, quien expresó su dolor por lo sucedido.
HINCHA

La muerte de un hincha de Gimnasia y Esgrima de La Plata terminó de enlutar la noche en la que el encuentro frente a Boca debió ser suspendido por los graves incidentes que se produjeron en uno de los ingresos al estadio entre un grupo de personas y la policía bonaerense.

César “Lolo” Regueiro había concurrido al estadio Juan Carmelo Zerillo junto a su hija a alentar al equipo de Néstor Gorosito en un encuentro clave en la lucha por el torneo de la Liga Profesional. Todo se desvirtuó cuando el encuentro debió suspenderse por la invasión de gases lacrimógenos en el campo de juego, que llevó al árbitro Hernán Mastrángelo a interrumpir las acciones del juego, cuando sólo iban 9 minutos de partido.

Con los jugadores ya en los vestuarios y decenas de personas en la cancha que habían abandonado las tribunas intentando escapar de los gases, finalmente se confirmó la suspensión. Allí la gente empezó a abandonar el estadio. En ese interín, a las 22.15 según el reporte policial, César Regueiro sufrió una descompensación. Fue trasladado de urgencia al Hospital San Martín de La Plata, donde pese a los intentos de reanimarlo falleció.

A través de su perfil en la red social Facebook, su hija confirmó la lamentable noticia. “Fuimos a alentar al Lobo y se me fue el gordo. . .quiero avisar que acaba de fallecer mi papá César Regueiro”, expresó.
Minutos antes había hecho lo propio el ministro de seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, quien enfatizó que la muerte se produjo como consecuencia de una afección cardíaca.

Rápidamente las condolencias y los mensajes de apoyo a su familia inundaron las redes sociales. “Muy querido ex jugador de Villa San Carlos y la Liga Amateur de La Plata”, lo describió en Twitter el periodista Nicolás Nardini, quien calificó en esa misma publicación al operativo como “demencial”. Según el recuerdo de sus allegados, también participó como jugador de las inferiores del conjunto platense e incluso, años después, dirigió equipos juveniles.

El intendente de La Plata, Julio Garro, en tanto, subrayó que Regueiro era trabajador de la municipalidad, al enviar condolencias a sus familiares y amigos.

En su perfil en redes sociales, “Lolo” Regueiro se describía como oriundo de Tolosa, provincia de Buenos Aires, viviendo actualmente en La Plata. Tenía 56 años, estaba casado y era padre de cuatro hijos.

En una sentida publicación, su hija agregó más tarde un pedido de justicia. “Jamás pensé pasar por esta locura, esta desgracia de perder a mi viejo yendo a ver una vez más a nuestro querido Lobo. Tantos tablones compartidos de local, de visitante y jamás pensé que por una maldita represión policial te me ibas a ir, te amo Gordo y que se haga justicia de allá arriba”, escribió desde su cuenta Julii Regueiro en Facebook.

Su muerte se enmarca en una jornada trágica en La Plata, que comenzó cuando un grupo de hinchas, según los primeros reportes del operativo policial, habría intentado ingresar en un estadio que se encontraba colmado. Entre ellos, incluso, gente que contaba con su entrada para el ingreso había quedado sin la posibilidad de acceder a la tribuna, aunque el propio ministro de seguridad Sergio Berni habló de una “sobreventa” para el partido. El encuentro generaba expectativas en medio de la lucha por el torneo de primera división, que tiene precisamente a Gimnasia de La Plata y Boca como protagonistas.

Los disturbios en las afueras del estadio continuaron incluso después de la suspensión del partido. El saldo, en los primeros informes policiales, daba cuenta de cinco policías heridos, numerosos hinchas e incluso un trabajador de prensa. El camarógrafo Fernando Rivero, del canal de deportes TyC, sufrió tres impactos de bala de goma mientras realizaba su trabajo en medio de los incidentes.

Las primeros informes indican que el enfrentamiento entre hinchas y la policía se produjo en uno de los ingresos al estadio cuando efectivos de la policía bonaerense intentaron cerrar las puertas, dado que se encontraba al tope de su capacidad. Allí se produjo la presión de las personas que intentaban ingresar lo que desató el accionar de las fuerzas de seguridad que derivó en los graves incidentes.

Te puede interesar