La APTASCH rechazó la propuesta insuficiente del Gobierno

Salud 13 de octubre de 2022
Desde la Asociación de Profesionales, Técnicos y Auxiliares de Salud Pública del Chaco (APTASCH) manifestaron su rechazo a la propuesta salarial elevada por el Gobierno provincial y “la política salarial basada en montos en negros”.
Comunicado_APTASCH
Comunicado_APTASCH

Desde la Asociación de Profesionales, Técnicos y Auxiliares de Salud Pública del Chaco (APTASCH) manifestaron su rechazo a la propuesta salarial elevada por el Gobierno provincial para lo que resta del año. “Se sostiene una política salarial basada en montos en negro, que a su vez no llega a todos los trabajadores y la estructura central de nuestro salario queda por debajo de la inflación”, denunciaron.

En una reunión informal no vinculante, el ministro de Economía Santiago Pérez Pons detalló que la propuesta salarial consiste en un aumento del 7% a la escala salarial en el sueldo de octubre, un incremento de $ 4.000 en refrigerio a partir de noviembre y un bono de fin de año que aún no tiene monto establecido. La APTASCH remarcó que no formó parte de dicho encuentro ya que no fue convocada por el gobierno provincial, “a la par que no hubo nueva convocatoria tampoco a continuar con las negociaciones salariales sectoriales para salud pública, que fueron interrumpidas por funcionarios provinciales semanas atrás”.

En relación con la oferta elevada por el gobierno, la APTASCH expresó su rechazo e insistió en la fragmentación provocada que altera notablemente los salarios en la salud pública. “Existe una enorme porción de trabajadores de Salud que queda fuera del Suplemento en negro, de los bonos otorgados y la realidad es que la Inflación que nos pulverizó el aumento de paritaria general. Además de la fuerte caída del salario para esta porción de trabajadores activos, no se tiene en cuenta ni a los jubilados ni a los más de 1600 precarizados de Salud que no fueron mencionados en esta paritaria”, sostuvieron en un comunicado.

“La política salarial del gobierno provincial basada en bonos no universales, refrigerio en negro y suplemento en negro, nos llevaron a una situación económica de fuerte deterioro, y amenaza incluso con la continuidad de la calidad de sistema sanitario”, agregaron desde la entidad.

El salario se deteriora frente a la inflación

La APTASCH detalló, en base a dos casos testigos, como la inflación pulverizó el salario de los trabajadores. A septiembre, la inflación acumulada del año (proyectada) a nivel nacional ya es del 66,6%. En ese mismo período (diciembre 2021-septiembre 2022) el salario básico de un profesional 7 de salud pública creció solo un 54%, y el básico es el elemento central del salario de los trabajadores. En el caso de un profesional 8, el básico creció solo un 53,6%; por ende, la caída del valor del salario es notable en ambos casos.

Ante esto, APTASCH insiste en la negociación sectorial de salud pública para concretar logros referidos a las bonificaciones. “El salario básico, si bien es central, sigue siendo muy bajo. Esto se da por la cantidad de montos en negro que el gobierno otorga; por ello, en salud pública son las bonificaciones la que permiten al trabajador ganar un poco más. El salario no es suficiente ni digno, y creemos que, a la par que debe existir un fuerte incremento en la pauta general que impacte en el básico, también se deben corregir las bases de cálculo y aumentar los porcentajes de las bonificaciones para tener así crecimientos reales del salario, y esto es lo que estuvimos negociando con el ministro de Economía en los últimos meses, pero éste cortó las negociaciones y quedamos sin respuestas y aún en la espera de una nueva convocatoria”.

“Exigimos una respuesta al Gobernador, que en plena campaña para el 2023 nuevamente nos deja fuera de toda negociación y mientras hacen anuncios rimbombantes sobre el crecimiento del presupuesto para salud para el año que viene, nos sigue condenando a la pobreza y el deterioro salarial tanto para activos como, muchos más, para los pasivos”.

“La Salud es un derecho humano que es sostenido por los trabajadores sanitarios que cada día sufren la inflación, viven bajo de la línea de pobreza y no son sujetos de atención por parte del gobierno provincial”, finalizaron.

 

Te puede interesar