2 fallecidos y 854 nuevos casos de Coronavirus en Chaco

Salud 26 de diciembre de 2022
En la provincia del Chaco, en esta última semana los casos nuevos detectados fueron 854, un 158% más que la semana anterior.
coronavirus Chaco
coronavirus Chaco

El Ministerio de Salud de la Nación reportó este lunes 61.903 contagios de COVID-19 en todo el país y 44 decesos, en todo el territorio, durante los últimos siete días. De acuerdo a los datos difundidos, la cantidad de muertes subió 12% en relación a la semana pasada, cuando se habían informado 39 fallecimientos.

En cuanto a los contagios, la cifra de hoy representa una baja del 0,57% respecto al parte anterior, publicado el 11 de diciembre (62.261). De esta manera, suman 130.124 los fallecidos registrados oficialmente a nivel nacional y 9.891.139 los contagiados desde el inicio de la pandemia. 

En tanto, en la provincia del Chaco, en esta última semana los casos nuevos detectados fueron 854, un 158% más que la semana anterior cuando se habían notificado 331; mientras que los decesos como consecuencia de la enfermedad ascendieron a dos, tras algo más de ocho semanas sin fallecimientos. Desde el Ministerio de Salud de la provincia insistieron con la necesidad e importancia de mantener las medidas de bioseguridad mínimas, como la higiene de manos y la ventilación; y fundamentalmente acercarse a las postas para iniciar, completar esquemas de vacunación o acceder a los refuerzos.

La provincia de Buenos Aires fue el distrito con más cantidad de muertes registradas esta semana, con 20; mientras que los contagios llegaron a 26600; en tanto en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se detectaron 12.744 casos nuevos y los fallecidos fueron 4. En la región, la única provincia en registrar decesos fue el Chaco, ya que no se produjeron fallecimientos en Formosa, Misiones y Corrientes. 

Las variantes que circulan

La variante que circula a nivel país es Omicron, en sus distintas sub-variantes Omicron BA4 y BA5; mientras aseguran se está sumando BQ.1.

Según publica Infobae.com, los infectólogos coinciden que las subvariantes BQ.1 y BQ.1.1 de Ómicron, del coronavirus SARS-CoV-2, son las predominantes en el mundo y las de mayor poder de contagio. Ese que el virus que causa el COVID-19, cambia constantemente y acumula mutaciones en su código genético a lo largo del tiempo, haciéndose cada vez más perfecto para sobrevivir. Es por eso que BQ.1 y BQ.1.1 busca infectar y contagiar más que incrementar su letalidad.

Estas dos nuevas subvariantes ahora juntas representan casi el 70 por ciento de los casos en los EEUU, según los Centros para Enfermedades Control y prevención (CDC), dejando atrás a BA.5 que fue dominante en el verano boreal. Los expertos afirman que BA.5 se caracteriza por síntomas relativamente leves de resfriado y gripe, y muchas personas se quejan de dolores de garganta. Y aclaran que BQ.1.1 y BQ.1 no tienen síntomas radicalmente diferentes de las versiones anteriores de Ómicron en personas vacunadas. “Las personas infectadas con estas subvariantes también tienden a reportar síntomas de resfriado: dolor de garganta, secreción nasal, dolores musculares, tos y dolores de cabeza. Los síntomas suelen ser más prolongados en las personas que no están vacunadas, en comparación con las que están vacunadas”, precisó el doctor Peter Chin-Hong, especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de California en San Francisco. “La fiebre es mucho más común en las personas que no están vacunadas”, añadió.

También, los síntomas reportados en la infección por las subvariantes BQ.1 y BQ.1.1 pueden incluir tos, fatiga, malestar general, diarrea, congestión, sensación de falta de aire y la pérdida del olfato o el gusto. Las únicas particularidades que parecen presentar a nivel sintomatológico las cepas BQ.1 y BQ.1.1 son la aparición de pérdida de apetito, de afonía y de taquicardia, que no eran tan frecuentes en otras subvariantes de Ómicron.

Te puede interesar