Nuevas protestas contra la dictadura de Maduro: docentes venezolanos exigieron mejores condiciones de trabajo y salarios dignos

Mundo 05 de octubre de 2020
Los educadores se movilizaron en varios puntos del país. En Caracas se manifestaron pese al amedrentamiento de los colectivos chavistas.
salvemos a la educacion venezuela

Los maestros y docentes venezolanos protestaron este lunes contra el reinicio de las clases por la falta de medidas de bioseguridad, equipamiento y bajos salarios, en varios puntos del país. En Caracas, la concentración fue respondida por otra convocatoria del régimen de Nicolás Maduro, que ocupó la plaza en la que iban a reunirse con los colectivos chavistas.

En un lugar próximo a la céntrica plaza Morelos, donde inicialmente tenían previsto reunirse, la líder sindical Raquel Figueroa aseguró que los maestros afrontan “la destrucción total” de sus salarios, que en este momento es inferior a un dólar mensual.

Además, subrayó, que deben afrontar la “desaparición total de la seguridad social”, lo que incluye el “desplome de la educación como derecho humano”.

Figueroa también criticó el modelo impuesto por el régimen de Maduro denominado “Cada familia, una escuela”, que busca promover la educación desde los hogares debido a la pandemia de COVID-19, así como al modelo de flexibilización parcial que denomina 7+7.

En su opinión, en este momento no existen “las mínimas condiciones para establecer el desarrollo de la pedagogía en una modalidad a distancia” ante la gran brecha tecnológica que vive el país en la que inciden los constantes apagones, la lenta velocidad del internet y la falta de acceso a equipos modernos.

“Cuando nos llama una flexibilización 7+7, nos encontramos que en la gran mayoría de las escuelas ni siquiera hay los elementos de bioseguridad. Simplemente estamos ante una estafa en la educación que se queda en una simple retórica, elementos ilusorios para pretender señalar al mundo que acá, en Venezuela se da una educación de calidad”, subrayó la maestra.

Sin embargo, las protestas no se produjeron solamente en Caracas. Docentes y maestros de los estados Trujillo, Carabobo, Portuguesa y Delta Amacuro, entre otros, también salieron a las calles para exigir mejores condiciones de trabajo y “salarios dignos”.

Docentes del municipio Guacara, en el estado Carabobo. “Estamos aquí para demostrarle a Aristóbulo que con el sueldo miserable que tenemos nos tienen sin derecho a la alimentación, a la salud, a la educación. Aristóbulo, te hacemos un llamado, porque tú fuiste docente y abandonaste a todos los docente”, señaló Dayibeth Pérez, una de las docentes presentes en la protesta del municipio Guacara (Carabobo), quien envió un mensaje directo a Aristóbulo Istúriz, ministro de Educación de la dictadura de Maduro.

Las escuelas venezolanas retomaron las clases de manera virtual el pasado 16 de septiembre bajo el programa “Cada familia, una escuela”, de educación a distancia, si bien este lunes, cuando comienzan siete días de flexibilización parcial de la cuarentena, debían reabrir los colegios para dar asistencia y orientación a los padres y niños.

A estos siete días de flexibilización seguirán otros siete de cuarentena y posteriormente una semana de reapertura parcial, cuando, de nuevo, los centros escolares estarán abiertos para esa orientación.

Casi cuatro horas después del inicio de la concentración y en el sector de Caurimare, afín a la oposición y muy lejos del centro de Caracas, donde estaban llamados los maestros y en el que el chavismo es mayoría, acudió el presidente interino Juan Guaidó a mostrar su apoyo a los educadores.

“No nos detiene incluso la lluvia, así que maestros no están solos; profesores, no están solos, el futuro de nuestros niños en este país está garantizado con ustedes”, aseguró el líder opositor cuando comenzó a llover tímidamente, horas después de que, en el centro, el tradicional sol caraqueño acompañara a los maestros.

Guaidó celebró que los maestros desafiaran a primera hora “la intimidación de la dictadura”, que, en su opinión, se muestra “claramente” con la presencia de los simpatizantes del chavismo a los que consideró “colectivos armados”, nombre con el que se denomina a grupos considerados como paramilitares o parapoliciales.

Al ser preguntado acerca de por qué la ciudadanía considera que las fuerzas políticas que encabeza se han deslindando de los venezolanos, especialmente con la convocatoria de una consulta opositora en una fecha todavía no desvelada, Guaidó aseguró que “la gente está pidiendo salir de la dictadura”.

Dicha consulta, que incluye preguntar a los venezolanos si “todos los mecanismos de presión nacional e internacional para que, en el marco de la Constitución, se realicen elecciones presidenciales y parlamentarias libres, justas y verificables”, supone, según aseguró hoy Guaidó "un mecanismo para lograr la transición en Venezuela.

Finalmente, pidió a los ciudadanos que “esperen convocatorias” nuevas en las calles, a las que se desconoce si él acudirá.

docentes_venezuela 1

Guaidó también había llamado a los “Comandos por la Libertad y Elecciones Libres”, integrados por personas que se encargan de explicar que los comicios de diciembre son “un fraude”, de apoyar el pueblo en sus protestas y de “luchar” por votaciones “libres”, para que se unieran a los maestros.

Sin embargo, no hubo presencia de estos grupos, lanzados oficialmente el pasado sábado, a los que Guaidó instó específicamente a “acompañar a los educadores en las protestas” de los maestros “en cada rincón del país”.

El oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) convocó por sorpresa a sus partidarios a primera hora de la mañana para que acudieran a la Plaza Morelos de Caracas, principal punto de concentración de los maestros en la capital.

Los chavistas respondieron a la convocatoria y acudieron a la plaza a pie y en moto en lo que denominaron Plan de Defensa de Caracas.

Ante la presencia de los chavistas, los maestros desplazaron unos metros su lugar de protesta y solo coincidieron durante unos minutos con los simpatizantes del oficialismo cuando estos abandonaron la plaza.

Tanto los docentes como los defensores del chavismo hicieron caso omiso a las recomendaciones sanitarias en pandemia para evitar la propagación de la COVID-19, obviando la distancia de seguridad y la prohibición de contacto físico.

Durante el breve encuentro no hubo incidentes y los educadores cantaron el himno nacional.

Te puede interesar