Aumentan las restricciones en Europa ante el rebrote de COVID-19

Mundo 14 de octubre de 2020
Países como Francia, y Alemania anunciaron este miércoles medidas sanitarias a nivel nacional para mitigar el aumento de los contagios que ha tenido lugar en las últimas semanas, mientras que otras naciones han hecho lo propio en días anteriores
Reino unido

La mayoría de los países de la Unión Europea (UE) están endureciendo las restricciones sociales ante la segunda ola de la pandemia. Entre los últimos ejemplos se destacan los de Francia, que ha decretardo el toque de queda en varias ciudades del país, entre ellas París; y Alemania, donde el gobierno ha activado un sistema de alerta temprana.

Los casos globales de COVID-19 han superado este miércoles los 38 millones, mientras que las víctimas mortales han llegado a 1.083 millones, según las estadísticas difundidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De Europa occidental, Francia y el Reino Unido aparecen como los países con el mayor aumento de casos confirmados en la última semana, y en América figuran Estados Unidos, Brasil y Argentina, en orden descendente.

Estos son los escenarios sanitarios en los distintos países europeos que han anunciado restricciones o realizado recomendaciones a sus ciudadanos para reducir los contagios

El presidente francés, Emmanuel Macron, anunció este miércoles un toque de queda en París y otras ocho áreas metropolitanas en estado de máxima alerta por la pandemia ante el agravamiento de la situación hospitalaria en amplias zonas del país.

El toque de queda será de 21:00 a 6:00 hora local y comenzará a partir del próximo sábado, con una duración inicial de cuatro semanas ampliables a seis, detalló el presidente en una entrevista televisiva.

El objetivo de la medida es frenar el crecimiento de los contagios a fin de que el actual ritmo pase de los aproximadamente 20.000 diarios al nivel de 3.000-5.000, añadió.

Macron aseguró que un reconfinamiento general de la población, como el vivido la pasada primavera, “sería desproporcionado”, por lo que el toque de queda “es una medida pertinente”.

La situación es especialmente seria en la región de París, donde el índice de casos positivos es de 320,9 por cada 100.000 habitantes y los pacientes de COVID-19 ocupan ya el 45 % de todas las camas de cuidados intensivos en los hospitales, según datos comunicados hoy a la agencia Efe por las autoridades sanitarias regionales.

ALEMANIA

La canciller alemana, Angela Merkel, acordó hoy con los poderes regionales implementar un sistema de “alerta temprana” a escala territorial para tratar de contener el aumento de contagios en el país, en lo que representa un intento por evitar un nuevo cierre de la vida pública.

 
Tras varias horas de reunión, las autoridades indicaron que a partir del umbral de 35 nuevos contagios registrados por cada 100.000 habitantes y durante un período de 7 días se extenderá el uso obligatorio de la mascarilla, según anticipó la televisión pública ZDF.

A partir de la confirmación de al menos 50 infecciones por cada 100.000 habitantes durante 7 días, en tanto, se cerrará la vida nocturna a las 23:00 y se prohibirán los encuentros, inclusive privados, de más de diez personas.

Alemania registró este miércoles 5.132 nuevos contagios de coronavirus, el nivel más alto desde el mes de abril, según las nuevas cifras del Instituto Robert Koch (RKI) de virología, que cifraron el martes en 4.122 la cifra de afectados. Desde el comienzo de la pandemia Alemania ha tenido 334.585 contagios confirmados. El número de muertos por coronavirus durante la pandemia se sitúa en 9.677.

ESPAÑA

La región de Cataluña anunció este miércoles el cierre de todos los bares y restaurantes de la región durante 15 días, entre otras restricciones, para tratar de frenar los contagios por coronavirus, que han registrado un fuerte aumento en los últimos días. 1.620 de ellos han tenido lugar en las últimas 24 horas. Las autoridades regionales dieron a conocer hoy estas medidas, que afectarán también al aforo de los centros comerciales, reducido al 30%, y de los gimnasios al 50%.

Las nuevas limitaciones incluyen dejar de dar clases presenciales en las universidades y suspender durante dos semanas todas las competiciones deportivas en esa comunidad autónoma - federadas, escolares o privadas - para atajar la escalada de los contagios.

La curva epidémica en esa región se está desbocando y registra una incidencia acumulada de 290 casos por 100.000 habitantes, lejos todavía de la de Madrid, que ayer se situaba en 489,15 por cada 100.000 habitantes. La capital de España y ocho grandes municipios limítrofes siguen en estado de alarma desde el viernes pasado por alto impacto epidémico, donde se aplican confinamientos urbanos perimetrales.

El COVID-19 continúa su avance en España, con 11.970 nuevos casos, 5.104 en las últimas 24 horas, según los datos del Ministerio de Sanidad, con lo que ya se superan los 900.000 contagios y los 33.40 00 fallecidos desde el inicio de la pandemia.

REINO UNIDO

El Reino Unido comunicó este miércoles 19.724 nuevos casos diarios de COVID-19 según las últimas cifras difundidas por el Ministerio de Sanidad. Además, en las últimas 24 horas el país ha registrado 137 decesos adicionales relacionados con la enfermedad, con lo que el total de fallecidos desde el inicio de la pandemia alcanza ya los 43.155.

La nueva cifra de contagios, que representa un aumento de casi 2.500 frente a la jornada anterior, se conoce después de que el primer ministro británico, Boris Johnson, defendió hoy su plan de aplicar restricciones a nivel local para contener el avance del virus en Inglaterra. En su comparecencia semanal ante la Cámara de los Comunes, el líder conservador no descartó la introducción de un confinamiento a corto plazo, como piden científicos y el opositor Partido Laborista.

RUSIA

Rusia superó hoy los 14.000 contagios diarios de COVID-19 tras alcanzar la cifra de 14.231, con lo que mantiene la tendencia al alza que se observa en el país desde finales de agosto, sin que de momento las autoridades se decidan a imponer restricciones severas. En total desde el inicio de la pandemia se han detectado 1.340.409 casos en Rusia, de los cuales han fallecido 23.205 tras sumar 239 decesos en las últimas 24 horas.

Aunque el número de contagios continúa en aumento, las autoridades rusas han optado por no tomar medidas drásticas y reiterar los llamamientos a mantener el distanciamiento físico, continuar usando mascarillas y velar por la higiene personal. Moscú, donde se han cerrado las escuelas, a los enfermos crónicos y mayores de 65 años se les ha recomendado permanecer en sus casas y se promueve el teletrabajo, sigue siendo el principal foco infeccioso del país. En la última jornada la capital rusa ha registrado 4.573 nuevos casos de COVID-19.

POLONIA

Las autoridades polacas comunicaron este miércoles que los nuevos contagios registrados por el coronavirus alcanzaron los 6.526 en las últimas 24 horas y que murieron 116 personas, dos nuevos máximos desde el comienzo de la pandemia en el país. Las cifras de la última semana indican una rápida aceleración, en un país donde entre marzo y abril se notificaban unos 500 contagios diarios, lo que entonces apuntaba a una evolución moderada en un país con 38 millones de habitantes.

Los nuevos datos se conocen al día siguiente de que el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, anunciara que ha quedado en cuarentena tras haber estado en contacto con una persona que dio positivo en Sars-CoV-2.

REPÚBLICA CHECA

La República Checa ha registrado en las últimas 24 horas un total de 8.325 nuevos casos de COVID-19, la segunda cifra más alta desde el estallido de la pandemia, en una jornada en la que entra en vigor el cierre de colegios, bares y restaurantes durante dos semanas. El Ministerio de Sanidad informó hoy de que hay actualmente 68.740 contagios activos en el país, que reporta 524 casos acumulados en los últimos catorce días por 100.000 habitantes, la cifra más alta de la Unión Europea.

Hoy entran en vigor las nuevas medidas para contener la pandemia, entre las que se cuentan el cierre de los colegios, con excepción de las guarderías, hasta el 2 de noviembre, y el de los bares y restaurantes hasta el 3, fecha en la que en principio vence el estado de alarma decretado el 5 de octubre. Las autoridades han requerido a los estudiantes universitarios a que abandonen los campus y la obligación usar mascarilla se ha extendido a todas las paradas de transporte público. Además, se ha prohibido el consumo de alcohol en espacios públicos y se ha limitado a seis el número de personas que pueden reunirse en interiores.

PORTUGAL

El aumento de los contagios, que superan la media de mil diarios durante la última semana, y los brotes en distintas universidades del país han prendido la alerta en Portugal. Hasta ahora considerado un ejemplo en la gestión de la enfermedad, el país asiste desde hace semanas a una aceleración de los contagios -1.208 nuevos infectados y 16 muertos el martes- y suma 89.121 casos y 2.110 víctimas mortales desde el inicio de la pandemia.

Los hospitales denuncian que están alcanzando su capacidad máxima y los expertos recomiendan el uso de máscarillas en espacios públicos abiertos y piden reforzar el sistema sanitario con estudiantes de los últimos cursos de medicina. Los contagios han alcanzado al Gobierno; tras confirmarse el positivo del titular de Ciencia, Tecnología y Enseñanza Superior, Manuel Heitor, tres ministros y un secretario de Estado permanecen en cuarentena.

VATICANO

El papa Francisco renunció hoy a saludar personalmente a los fieles al final de la audiencia general para evitar aglomeraciones y contagios de coronavirus y les pidió disculpas por tener que hacerlo desde la distancia. El Papa retomó las audiencias generales de los miércoles con los fieles el pasado 2 de septiembre, después de seis meses de parón por el confinamiento.

Por primera vez hoy no ha pasado por el pasillo central para saludar a los fieles de la platea, como suele hacer normalmente, y al final tampoco ha recorrido la primera fila. El papa Francisco no ha aparecido aún en público con la mascarilla y sólo se le había visto usarla a principios de septiembre dentro del coche que le trasladaba en el Vaticano. Por el contrario hoy sí que se ha visto a los miembros de la Guardia Suiza con mascarilla, después de que el Vaticano confirmara que cuatro de ellos han dado positivo por coronavirus.

Te puede interesar