El programa provincial de Chagas brinda tratamiento y trabaja para prevenir la enfermedad

Salud 18 de octubre de 2020
Se hacen tareas de detección y erradicación de la vinchuca, transmisor del parásito. Estos operativos se realizan mayoritariamente en la zona rural.
chagas

El Ministerio de Salud Pública del Chaco garantiza asistencia y medicación para pacientes chagásicos, prestaciones que se brindaron sin interrupciones en el marco de la pandemia por coronavirus.
 
El Chagas es una enfermedad de transmisión vectorial causada por un parásito llamado Trypanosoma Cruzi y aunque generalmente no presenta síntomas en su etapa inicial, a futuro puede provocar complicaciones en el corazón y en el sistema digestivo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que en el mundo hay entre 6 y 7 millones de personas infectadas de Chagas.
 
Es una afección que se puede prevenir, tratar y curar. Por esta razón el Ministerio de Salud Pública insta a la población a que ante cualquier duda o inquietud se acerque a los hospitales o centros de salud públicos para realizarse los estudios sin costos de detección de la enfermedad o para acceder a los tratamientos gratuitos. Paralelamente, la cartera sanitaria lleva adelante múltiples tareas de prevención y erradicación de vinchucas, principal vector de transmisión. 
 
“La vinchuca transporta el parásito, por eso se realizan actividades de evaluación en los domicilios, con la búsqueda y eliminación del insecto, y la fumigación en parajes rurales”, indicó Yanina Maza, coordinadora del programa provincial de Chagas, remarcando que “a medida que se va flexibilizando el plan de desescalada estamos avanzando y tratando de ampliar nuestra cobertura actual en toda la provincia”.
 
“Desarrollamos tareas de fumigación domiciliaria y limpieza de criaderos de vectores, sobre todo en zonas de vulnerabilidad y comunidades donde se registran mayores tasas de infecciones. En una segunda etapa desarrollamos las evaluaciones médicas en los casos que sean necesarios”, detalló.
 
En el Chaco la enfermedad está mayoritariamente distribuida en el área rural, según señaló Maza, quien relató en qué consiste la tarea del personal técnico de campo: “lo que hacen es solicitar la colaboración de la comunidad para el ingreso a los domicilios, donde realizan una evaluación en búsqueda de la vinchuca, tanto adentro como en el patio, esto se realiza en el 100% de las viviendas donde se hacen los operativos. En el caso de encontrar la vinchuca se realiza la fumigación completa del domicilio”.
 
Estudios y tratamientos gratuitos
 
Desde el programa provincial de Chagas recalcan la importancia de consultar a los hospitales y centros de salud para realizarse los estudios en caso de existir alguna duda o inquietud relacionada con la enfermedad. “Los grupos prioritarios para la detección de la enfermedad son las embarazadas, los bebés recién nacidos y los niños, niñas y adolescentes de hasta 19 años. Luego de los 19 años y hasta los 50 años los análisis deben realizarse con los médicos de cabecera ya que la detección temprana y el tratamiento a tiempo para prevenir complicaciones a futuro son factibles y gratuitos”, indicó Maza.
 
“Es importante saber que cuanto menor sea la edad del paciente mejores son los resultados y hasta es posible la curación. Además, el tratamiento de pacientes permite que la enfermedad no avance en crónicos. Actualmente contamos con dos medicamentos que se brindan de manera gratuita para todas aquellas personas diagnosticadas como positivas, priorizando a los recién nacidos, niños y adolescentes hasta los 19 años y mujeres en edad fértil”, detalló.
 
El Chagas inicialmente no presenta síntomas y la afección puede ser breve y repentina (aguda) o puede convertirse en un trastorno duradero (crónico). Los síntomas aparecen mayoritariamente en la etapa crónica y pueden derivar en problemas cardíacos o digestivos con el correr de los años, por lo que es necesaria la realización de los controles clínicos gratuitos ante cualquier duda.
 
En tanto, en la fase aguda de la enfermedad, que dura semanas o meses, generalmente no se presentan síntomas, aunque cuando aparecen signos clínicos, suelen ser leves y pueden ser: hinchazón en el sitio de la infección, fiebre, fatiga, erupción cutánea, dolor generalizado, hinchazón en los párpados, dolor de cabeza, pérdida de apetito, náuseas, diarrea o vómitos, glándulas inflamadas y agrandamiento del hígado o del bazo.
 
En la Argentina los análisis clínicos para determinar la infección y los tratamientos para pacientes confirmados son gratuitos y se encuentran garantizados por leyes nacionales. La distribución de medicamentos se realiza a través del Ministerio de Salud de la Nación que deriva a cada provincia y a su vez el programa de Chagas es el rector de la cantidad de medicamentos que hay y de cómo se tiene que distribuir. “La distribución se realiza directamente desde el Programa a las regiones sanitarias y de ellas a los centros de mayor complejidad y a sus centros de salud para que a la comunidad le sea más sencillo acceder a su medicación”, explicó la funcionaria.

Te puede interesar