González García culpó a las provincias por la desconfianza de la Universidad de Oxford en los datos de COVID-19 de la Argentina

Nacionales 20 de octubre de 2020
El ministro de Salud reconoció que a pesar del aumento de la cantidad de test, solo se estaban informando los casos positivos.
Ministro Garcia

El ministro de Salud, Ginés González García, explicó las razones por las cuales un sitio web especializado en estadística en tiempo real con base en la Universidad de Oxford cuestionó los datos epistemológicos de la Argentina y responsabilizó a las provincias por cargar de forma incorrecta los datos sobre testeos.

Este martes, Edouard Mathieu, analista de datos en Our World in Data, comunicó vía Twitter que Argentina dejará de formar parte de su mapa de testeos porque las cifras no tendrían la calidad suficiente. “Para asegurar la calidad y confiabilidad de Our World in Data con los datos de prueba de COVID-19, hemos decidido eliminar a la Argentina de nuestro conjunto de datos por el momento. Las cifras oficiales agregadas por el Gobierno no tienen la calidad suficiente para reflejar correctamente el alcance de las pruebas”, publicó.

Por su parte, González García explicó que esta situación se originó tras un comunicado del propio Gobierno publicado hace unos diez días. Detalló que desde la cartera sanitaria habían notado que a pesar de haber expandido la cantidad de test en todo el territorio los números informados eran cada vez menores.

“Hablamos con las provincias y descubrimos que en realidad los positivos, que son los que hay que saber primero para aislar y tratar, se informaban pero los negativos no se informaban”, dijo en diálogo con C5N.

En ese sentido, reconoció que el problema era doble: por un lado, el Gobierno informaba “menos de lo que se estaba haciendo” y, por otro, la “la tasa de positividad daba altísima”.

Según González García la situación ya está siendo corregida pero todavía no está totalmente normalizada.

“Lo que dice esta ONG inglesa es lo que decíamos nosotros”, reconoció el funcionario. Y agregó: “Hemos corregido y simplificado el sistema y conversamos con todas las provincias diciéndole que hagan los esfuerzos para notificar. Porque todo el trabajo está hecho y lo único que no se hace es ponerlo en evidencia, lo cual es medio tonto”.

Mathieu explicó que en la Argentina “recientemente se supo que muchos test negativos no habían sido añadidos al conteo oficial”, lo que incluía a provincias grandes como Santa Fe y Córdoba, y “esto generaba un aumento de la tasa de posibilidad”.

“El Gobierno de Argentina anunció hace unos días que implementaría un nuevo sistema para asegurarse de que todas las pruebas se registran correctamente en todas las provincias. Sin embargo, no está claro si esto también corregirá los datos históricos retrospectivamente”, indicó a través de su cuenta de Twitter.

Los especialistas coinciden en que el país testea poco. De acuerdo a los datos suministrados por el Ministerio de Salud, se realizaron 2.626.406 pruebas diagnósticas para esta enfermedad, lo que equivale a 57.880 muestras por millón de habitantes desde el inicio de la pandemia, y los fines de semana incluso se realizan menos pruebas diagnósticas que en el resto de la semana. Si se suman estos factores a la demora en la carga de los datos en el AMBA y en las provincias, el dato estadístico del cuadro epidemiológico en tiempo real en la Argentina puede verse expuesto a imprecisiones.

En relación al aumento de los casos en el interior del país, el ministro de Salud se mostró optimista y destacó que “en provincias donde ascendió la tasa de contagio de manera muy fuerte, como Santa Fe, Córdoba, Mendoza o Tucumán, ha habido en el día de hoy en principio una tendencia a estabilizar”. "Creemos que eso puede ser una tendencia”, concluyó.

 

Te puede interesar