COVID-19: los países de Europa avanzan hacia toques de queda pero aún intentan evitar nuevos confinamientos

Mundo 23 de octubre de 2020
El Viejo Continente enfrenta su segunda ola de contagios y los Gobiernos se ven obligados a tomar medidas importantes para frenar la expansión de la enfermedad.
reino unido

Cada vez más países en Europa están decidiendo imponer toques de queda para intentar detener el rebrote del nuevo coronavirus en el continente: 46 millones de franceses no podrán salir de sus casas durante una franja horaria a partir de medianoche; Italia lo amplió a Roma y Bélgica, uno de los epicentros de la pandemia en el continente, se dirige hacia un nuevo aislamiento generalizado.

A continuación, las medidas tomadas por los distintos países:

Bélgica

Una semana después de haber impuesto un toque de queda nocturno y cerrado los restaurantes de todo el país, Bélgica ha anunciado nuevas restricciones para frenar la expansión del COVID-19. Las medidas alcanzan al ámbito del deporte, la cultura y el entretenimiento.

En el deporte profesional no se permitirá público a partir de la noche del viernes. Las clases de primaria y secundaria seguirán siendo presenciales, pero las universidades y escuelas superiores sólo podrán recibir a un 20% de los alumnos en las clases presenciales y todos deberán tapabocas. También se limitará a 40 personas la capacidad en eventos religiosos, culturales y educativos, con la posibilidad de llegar a 200 en el caso de la cultura, pero con protocolos estrictos. Además, se cierran los parques de atracciones. Siguen abiertos los zoológicos, pero no los acuarios.

Bélgica es el segundo país de la Unión Europea con mayor incidencia acumulada, sólo por detrás de República Checa, y registra una media de 1.013,3 casos sobre 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Lieja (1.909) y Bruselas (1.470) son los principales núcleos de contagio, si bien el avance parece ralentizarse en la capital. Las infecciones crecen a un ritmo semanal del 69%.

Francia

El Gobierno del primer ministro, Emmanuel Macron, estimó este viernes que el toque de queda nocturno que a partir de esta medianoche afectará a 54 departamentos del país y a un total de 46 millones de habitantes. Tendrá un costo total de unos 2.000 millones de euros. Esa medida ya se encontraba en vigor desde hace una semana en 16 de los 101 departamentos del país y este jueves se amplió a otros 38 debido al empeoramiento de la situación sanitaria.

El jueves Francia registró un récord de contagios, con 41.622 positivos de COVID-19, además de 165 fallecimientos.

Italia

Milán está totalmente desierta a partir de las 23 horas debido al toque de queda aplicado desde el jueves por la noche en toda la región de Lombardía. Las autoridades italianas anticiparon los cierres que desde hoy se aplicarán a la región de Campania y de Lacio, donde se encuentran Nápoles y Roma, dado que en ambas los contagios se dispararon.

En Milán, además del toque de queda, será necesario reactivar el hospital que se instaló en el edificio del área de ferias y congresos, ya que se ha superado la cifra de 150 personas ingresadas por coronavirus en las unidades de cuidados intensivos de los hospitales.

Italia registró este viernes 19.143 nuevos contagios y 91 muertos, según datos del Ministerio de Salud. El país registra en total casi 485.000 casos y más de 37.000 muertes.

Rusia

Rusia registró en las últimas 24 horas 17.340 nuevos casos de COVID-19, un nuevo récord de contagios diarios desde el comienzo de la pandemia, informaron las autoridades sanitarias del país. Además, en la última jornada se produjeron 283 decesos, con lo que ascienden a 25.525 las víctimas mortales causadas por esta enfermedad.

Las autoridades rusas descartaron por ahora imponer medidas drásticas como toque de queda o confinamiento. Con 1,48 millones de casos, Rusia es el cuarto país del mundo con más positivos de COVID-19, detrás de Estados Unidos, la India y Brasil.

República Checa

El país volvió a superar los 14.000 contagios en las últimas 24 horas tras el récord de casi 15.000 del día anterior. El cierre de escuelas, bares, restaurantes y lugares de ocio, además de otras restricciones impuestas, parecen no estar surtiendo efecto por el momento, reconoció hoy el propio Gobierno.

Con una tasa acumulada de contagios de 1.066 por 100.000 habitantes, el país encabeza la lugubre lista de la UE. El número de contagios activos supera ya los 130.000, de los cuales más de 4.400 se encuentran hospitalizados, una cifra cuatro veces mayor que hace tres semanas.

Ayer entró en vigor una nueva restricción de movimientos que, según el Gobierno, no se trata de un confinamiento, y en la que sólo se permite salir de los hogares para ir al trabajo, al médico, a hacer la compras e ir a pasear al campo. También se han prohibido las reuniones de más de dos personas en la calle, mientras que todos los comercios, excepto de alimentación y farmacias, quedarán cerrados hasta el 3 de noviembre.

Reino Unido

A partir de este viernes, casi seis millones de británicos tendrán que vivir bajo estrictas restricciones para contener la propagación del COVID-19, al entrar en vigor un confinamiento de 17 días en Gales y el cambio al nivel más alto de riesgo en áreas del norte de Inglaterra.

La zona metropolitana de Manchester, donde viven 2,8 millones de personas, pasó esta madrugada al nivel más alto de riesgo -el 3-, en el que también se encuentran Liverpool y Lancashire, en el norte de Inglaterra, mientras que South Yorkshire cambiará mañana a ese mismo estado.

El Reino Unido registró el jueves 21.242 nuevos contagios de coronavirus y 189 muertes, por lo que la cifra total de infectados desde el inicio de la pandemia aumentó a 810 mil y los decesos suman 44.347.

Alemania

Alemania registró en las últimas 24 horas 11.242 nuevos contagios, y supera así los 400.000 positivos desde el inicio de la pandemia, según datos del Instituto Robert Koch de virología.

La cifra de infecciones en un solo día supera notablemente los 7.734 casos registrados el viernes de la semana pasada. El total de positivos desde que se dio a conocer el primer contagio en el país a finales de enero se sitúa en 403.291, con 9.954 víctimas mortales. En el conjunto de Alemania, la incidencia de nuevos contagios por 100.000 habitantes en siete días se situaba ayer en 56,2 casos por cada 100.000 habitantes.

El Gobierno alemán abogó este viernes por contener la propagación del coronavirus con medidas “regionales y locales” en lugar de imponer restricciones en todo el país a la vida pública y la actividad económica.

Polonia

Las autoridades sanitarias anunciaron este viernes un nuevo récord de nuevos contagios por coronavirus (13.632), y el primer ministro, Mateusz Morawiecki, manifestó que todo el país queda declarado, desde este sábado, como “zona roja”.

En las últimas 24 horas murieron 153 personas y se alcanzó el total de 228.318 infecciones y 4.172 fallecimientos desde que comenzó la pandemia.

Morawiecki alertó que el número de nuevos casos se aproxima a los 15.000 diarios, un umbral que el Gobierno ya indicó que se podría alcanzar la semana próxima, y anunció que desde mañana se aplicarán nuevas medidas de restricción para la ciudadanía. Entre ellas, no se permitirán reuniones de más de cinco personas si no conviven, con excepción de si se reúnen por “motivos profesionales”, y que los menores solo podrán salir de sus domicilios acompañados de adultos entre las 8 de la mañana y las 4 de la tarde.

Portugal

El Parlamento portugués votará hoy el uso obligatorio de tapabocas en la vía pública, que se ordenará por ley durante los próximos tres meses, mientras los positivos se disparan en todo el país, que ayer alcanzó la cifra diaria récord de 3.270 nuevos contagios de COVID-19.

El uso de mascarilla en la calle, que actualmente solo es aconsejado, será impuesto, de aprobarse la ley, para todas las personas de más de diez años.

Te puede interesar