Nancy Cantero: “En tiempos de incertidumbre y desesperanza es imprescindible gestar proyectos colectivos desde donde planificar la esperanza junto a otros”

Sociedad 05 de noviembre de 2020
Desde la mirada “bio-psico-social” debemos comenzar a construir alternativas que puedan alojar la situación de crisis en la cual estamos inmersos desgraciadamente, producto de esta Pandemia.
nancy cantero

El 4 de marzo se comenzaban a reportarse en la Argentina los primeros casos de Coronavirus, a partir de ese momento se desató, lo que ya todos conocemos, infectados, contagiados, muertes, confinamiento obligatorio, etc.

La aparición del Coronavirus generó un impacto psicosocial importante en los individuos. Comenzando por los factores estresantes que fueron creciendo a medida que la cuarentena obligatoria se iba extendiendo. 

Los temores de contraer el virus generaron una especie de paranoia y miedo en la ciudadanía, que, sumados al aburrimiento, las angustias, al estrés, la frustración, a la pérdidas económicas y financieras, entre otros, terminaron ocasionando más complicaciones en la sociedad y en el país. 

Y más allá de los errores involuntarios, que seguramente se cometieron a nivel nacional en nuestro país y en cada una de las provincias, creo que las estrategias y acciones que se llevaron a cabo para afrontar esta crisis mundial, (Covid-19), fueron sin dudas las adecuadas y pertinentes. Ya que desde un principio se priorizo; cuidar y proteger la vida del ser humano, por sobre todas las cosas.  

Es por eso que desde la mirada “bio-psico-social” debemos comenzar a construir alternativas que puedan alojar la situación de crisis en la cual estamos inmersos desgraciadamente, producto de esta Pandemia.

Nuestro desafío es de ahora en adelante, como trabajadores de la Psicología Social, será comenzar a interpelar este contexto que nos atraviesa, e ir generando espacios en los cuales se puedan establecer redes vinculares, para pensar conjuntamente, cuestionar, disentir, crecer, crear, recrear, construir, reconstruirnos, aceptar las diferencias y el disenso. Para una construcción social colectiva, propiciando siempre; espacios de libertad de opinión y pensamientos, espacios para “planificar la esperanza”, y ver de que manera podemos enfrentar las distintas alteraciones que tenemos de la vida cotidiana, desde la mirada psicosocial.

Sobre todo, pensando siempre en el bien común de la sociedad, y “NO” en los intereses personales e individualistas de cada uno. 

Decía Enrique P. Riviere, “En tiempos de incertidumbre y desesperanza es imprescindible gestar proyectos colectivos desde donde planificar la esperanza junto a otros”. y creo que hoy más nunca debemos apropiarnos de estas sabias palabras y de esta realidad en la que estamos inmersos para poder transformarla. 

Para eso será de gran ayuda mantener una escucha activa acompañada de una observación que nos permita comprender la situación actual para poder intervenir y dar posibles soluciones a las necesidades. 

Otro de los grandes desafíos que tenemos como profesionales de la Psicología Social, es elaborar nuevas estrategias que aporten al cambio social planificado.

Dichas estrategias tienen que ver con aquellos sectores excluidos del mercado laboral. Por eso debemos apuntar a una economía popular. 

A esto hacemos referencia cuando decimos gestar proyectos colectivos inclusivos en tiempos de crisis. Estos son los espacios de trabajo que debemos ir promoviendo y generando para poder salir de la crisis que nos deja esta pandemia. 

De eso se trata nuestra profesión. De intervenir con proyectos que puedan dar no solo respuestas a demandas de la sociedad, sino que además incluyan a los sectores vulnerables.

Porque no debemos olvidar nunca que promovemos una psicología social comunitaria e inclusiva, y que entendemos que la cultura del trabajo dignifica. 

Nancy Cantero - Operadora Psicosocial 

Te puede interesar