A un año de la denuncia por abuso contra Alperovich, su sobrina insiste: "Sigo esperando Justicia"

Nacionales 22 de noviembre de 2020
“Ir a la Justicia representa un verdadero desafío, en el que experimenté un vértigo estremecedor que logré aliviar con la templanza que me otorga la certeza de la verdad”.
alperovich

A un año de denunciar por abuso sexual al ex gobernador y actual senador en uso de licencia, José Alperovich, su sobrina y víctima escribió una carta en la que cuenta que las causas no avanzaron, pide no ser “revictimizada” y asegura que su denuncia “es considerada como un hierro caliente por muchas de las personas a cargo”. Exige justicia y reclama: “el Estado es responsable”.

“Sigo esperando, día a día, respuestas, investigaciones serias, medidas, justicia. Y mientras espero, acumulo demoras poco profesionales. Y mientras acumulo esas demoras miro a mi alrededor y advierto que ni el horror que me tocó vivir, ni los infiernos que atraviesan miles de mujeres y niñas son suficientes para que traten las causas con la responsabilidad y debida diligencia que merecen”, sostiene la denunciante.

Y agrega: “Ir a la Justicia representa un verdadero desafío, en el que experimenté un vértigo estremecedor que logré aliviar con la templanza que me otorga la certeza de la verdad”.

“Existe una profunda incoherencia en el sistema, que nos hace sentir libres al denunciar pero nos somete y nos expone a una lenta agonía de silencios y demoras. Me resulta perverso y contradictorio”, asegura y, a un año de su denuncia, cuenta que se encontró con “desviaciones, contratiempos y demoras” por las que “365 días después, (la causa) continúe en el punto de inicio”.

La mujer, que tenía 29 años cuando denunció a su tío, trabajó junto a Alperovich en la campaña para gobernador, candidatura que finalmente perdió contra Juan Manzur. “Denuncié penalmente a José Alperovich por hechos de violencia sexual, física y psicológica contra mi persona, ocurridos tanto en Buenos Aires como en Tucumán desde diciembre de 2017 hasta mayo de 2019”, sigue el texto.

“Asistí a dos instancias de ratificación en las que declaré 4 horas ante la fiscala Reuter y el juez Maggio en Tucumán y 5 horas en Buenos Aires ante el juez Rappa. Tras caratular las causas se determinó el inicio de las investigaciones correspondientes en cada juzgado hasta tanto la Corte Suprema de la Nación decidiera sobre el asunto de la competencia”.

“En Tucumán la investigación nunca estuvo ligada a la cronología de los hechos que denuncié. La Justicia se dedicó a indagar a los testigos de la defensa sobre cuestiones vinculadas a la supuesta conspiración política que intentó instalar José Alperovich, quien además solo se pronunció públicamente para ampliar sus licencias en el Senado y mentir que la causa avanzaba a su favor”, señala la víctima.

Según la mujer, su denuncia “es considerada como un hierro caliente por muchas de las personas a cargo, lo cual evidencia su condición de problemática social ¿Por qué en estos casos existe una clara vulneración al derecho a la intimidad? ¿Es necesario dar a conocer los detalles minuciosos de una causa para informar? Pido a la Justicia que se responsabilice en garantizar la privacidad del tratamiento de las causas para evitar la revictimización mediática”.

Luego, suma: “Luchemos por una sociedad con hambre de justicia, de empatía, de ser capaz de decir las cosas que suceden a diario y poner a los abusadores y femicidas en su lugar. Ocultar en forma de secreto me convirtió en una víctima, sola con mi sufrimiento. Temer que la verdad se sepa fue mi condena, romper el silencio, mi salvación”.

fuente: Clarin 

Te puede interesar