Por el rebrote de COVID-19 en Brasil, Buzios ordenó la salida de los turistas de la ciudad y les dio un plazo de 72 horas

Mundo 17 de diciembre de 2020
Una decisión judicial consideró que el fuerte aumento de contagios en los últimos días generó un “riesgo muy alto” de que colapse el sistema sanitario local.
Buzios

Un tribunal de Río de Janeiro decidió el miércoles que la ciudad de Armação de Búzios debe volver a suspender sus actividades, entre ellas la recepción de turistas, por el aumento significativo del número de casos de COVID-19.

El juez Raphael Baddini de Queiroz Campos señaló que Búzios se encuentra en estado de alerta y tiene “un riesgo muy alto de colapso de la red de salud y necesidad de un aislamiento social completo”.

El magistrado declaró en consecuencia un “estado de calamidad” que determina que los turistas que se alojan en la ciudad deben dejar los hoteles, posadas y propiedades de alquiler para la temporada en un plazo de 72 horas desde este jueves. La medida también prohíbe que los hoteles o propietarios de viviendas promuevan el alquiler por temporada o acepten nuevos huéspedes, según informó el grupo de medios local Globo.

Para tomar esta decisión, Baddini de Queiroz dijo que estudió el número de nuevos contagios registrados en la última semana y el número de camas de cuidados intensivos, que no se amplió pese a que esto se ordenó en junio en un Acuerdo de Ajuste de Conducta (TAC) firmado por el municipio con la Defensoría del Pueblo.

La Alcaldía de Búzios señaló que la medida “lleva al municipio a retroceder inmediatamente con sus flexibilizaciones” en relación con el funcionamiento y la apertura de la ciudad, ya que la justicia promueve el cierre de playas, canchas polideportivas, establecimientos comerciales y hoteles, posadas y otros medios de alojamiento. Los restaurantes sólo podrán operar el sistema de delivery y sólo las tiendas que prestan servicios esenciales podrán abrir, respetando la ocupación máxima del 30% de su capacidad.

La municipalidad dijo que cumplirá con la orden judicial, mientras que el departamento legal analiza las posibles apelaciones. En las redes sociales pueden verse imágenes de que los comerciantes ya han realizado una protesta frente al Foro de la ciudad, “con máscaras, alcohol en gel y distancia social”.

La determinación judicial tuvo en cuenta una encuesta que señala un alarmante avance del COVID-19 en Búzios en los últimos meses. Según el documento, en una semana de octubre de 2020 hubo una docena de nuevos casos en la ciudad, donde hay aproximadamente una docena de camas de cuidados intensivos disponibles, mientras que en solo una semana de diciembre, en la víspera de las celebraciones de Navidad y Año Nuevo, hubo 453 nuevos casos. La cantidad de camas de cuidados intensivos continúa siendo la misma.

Según el boletín municipal publicado el miércoles, desde el inicio de la pandemia, Búzios registra 2.423 casos de COVID-19, con 25 muertes causadas por la enfermedad.

El rebrote en Buzios se enmarca dentro de una situación de la misma naturaleza a nivel nacional. A lo largo de las últimas semanas los casos en Brasil han vuelto a aumentar de manera exponencial y esta semana superó en dos ocasiones los 70.000 casos positivos diarios, récord desde que inició la pandemia.

El miércoles, Brasil, uno de los tres países en el mundo más afectados por la pandemia del nuevo coronavirus, superó los siete millones de casos confirmados y se acerca a las 184.000 muertes.

Fuente: Infobae 

Te puede interesar