Acuerdo entre el Gobierno y el Insssep

Sociedad 27 de julio de 2020
Puntos claves para beneficiarios y profesionales
multimedia.normal.81fba4da417cc5f1.496e53535365502d30315f6e6f726d616c2e6a7067

El gobernador Jorge Capitanich y el presidente del Instituto de Seguridad Social, Seguros y Préstamos de Chaco (Insssep), Antonio Morante, firmaron un acuerdo de compromiso con prestadores del sistema de salud que, entre otros beneficios, aumenta la consulta médica en un 104%.

“La agenda sanitaria es una prioridad para la gestión e implica un compromiso de cooperación con la red de prestadores médicos”, aseguró Capitanich tras destacar la importancia que tiene el acuerdo al que se llegó, luego de tres meses de negociaciones, con las cuatro entidades médicas más representativas de la provincia.

El acuerdo estipula además la creación de módulos de internación por Covid-19 y un esquema de garantía del 85% como parte del programa nacional de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Produción (ATP). Las entidades médicas se comprometieron a no cobrar plus, implementar recetas digitales, prescribir medicamentos genéricos y realizar las prestaciones a través de un sistema digital.

“Estamos trabajando para erradicar definitivamente el plus médico, sabemos que es un tema muy complicado, por eso incrementamos el precio de las prestaciones médicas y estamos optimizando la calidad del servicio”, aseguró el mandatario, al tiempo que destacó el acuerdo como parte del esquema de fortalecimiento integral del sistema sanitario provincial. Los puntos a cumplir por parte del gobierno son la recomposición de honorarios, gastos sanatoriales y amortización de deudas en contrapartida.

La medida beneficiará a más de 280.000 afiliados y afiliadas de Insssep, principal obra social que nuclea a las y los trabajadores del sector público en la provincia. El acuerdo se realizó junto a la Asociación de Clínicos y Sanatorios del Chaco (Aclysa), la Federación Médica, el Colegio Médico y la Asociación Anestesiólogos.

Participaron de la firma del acuerdo el presidente del Insssep, Antonio Morante; por Aclysa rubricó Héctor Vega Fernández; por la Federación Médica, Carlos Barsesa; por el Colegio Médico, Santiago Romero; y por la Asociación Anestesiólogos, Rodrigo Gil Gutiérrez. También participaron la vicepresidenta de Insssep, Mabel Viña Simoncini y los vocales René Rey y Ricardo Bonfiglio. También estuvo presente Raúl Oscar Monzón, síndico por los afiliados de Insssep, entre otras autoridades.

Aumentos en las consultas, pensiones, y beneficios impositivos

El acuerdo establece un incremento equivalente a 104% en la consulta médica a partir de julio 2020, lo que implica un esfuerzo financiero de $38 millones mensuales. De esta forma, el arancel médico será de $470 más carrera médica, lo que implica que 10 a 20 años de carrera la suma alcanza los $540 y con más de 20 años es de $611. Además, se acordó la amortización de la deuda de $160 millones en cuatro cuotas a partir de agosto; con un esfuerzo financiero provincial de $ 40 millones mensuales.

Se otorgará un incremento en gastos de pensión del 25% del módulo a partir de junio 2020, lo que implica una inversión que alcanzará los $10 millones mensuales; la creación de módulos de internación Covid-19 desde marzo 2020; lo que demanda un esfuerzo financiero que supera los $6 millones mensuales.

El acuerdo incluye, además, la Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) beneficio que alcanza a 1.825 trabajadores y trabajadoras e involucra a un total de 50 prestadores médicos distribuidos en la provincia. Para ello el Estado generó un esquema de garantía del 85% de las prestaciones, ello representa $ 102 mil en promedio en los meses abril, mayo y junio.

Además, convinieron la utilización de recetas electrónicas y que las prestaciones médicas y las derivaciones se realicen de forma virtual para así garantizar la conectividad de las mismas. Es de vital relevancia para el Estado tener un control de las derivaciones a centros de alta complejidad, sobre todo el Buenos Aires, ya que implican un alto costo financiero.

Por último, y con el objetivo de abaratar costos, se estableció la prescripción de medicamentos por monodroga, conocidos como genéricos. El gobernador calificó los precios de los medicamentos como “exorbitantes, lo que trae consigo la destrucción de clínicas, sanatorios, obras sociales y al sector público”, aseveró.

Un compromiso entre todas y todos

En la misma sintonía que Capitanich, el presidente del Insssep, Antonio Morante, celebró el acuerdo al que se llegó con las cuatro entidades médicas del Chaco, y destacó que el aumento equipara el pago de las consultas médicas con todas las obras sociales provinciales de la región. “Esperamos el máximo esfuerzo por parte de los profesionales para brindar una excelente atención a nuestros afiliados y afiliadas”, opinó.

Morante aclaró que todos los meses se pagan las prestaciones médicas sin interrupción en la cadena de pagos. En ese sentido, aclaró que existió un atraso en la facturación de abril, lo que requirió que se trabaje con todo el equipo técnico de la obra social para buscar la forma de saldar la deuda.

En diciembre de 2019, la consulta médica en Chaco se pagaba $207, sumando carrera médica. En marzo, se actualizaron los valores con un incremento del 11% todos los códigos del nomenclador, llevando el pago de la consulta médica a $239 y, ahora con un enorme esfuerzo financiero, se abonará $470 más carrera.

“Es un avance muy importante en una situación de crisis por la que está atravesando el mundo a raíz de la pandemia por Covid 19”, subrayó Morante y destacó el acompañamiento del gobierno provincial.

A su turno, Santiago Romero, en representación del Colegio Médico, valoró el trabajo del Insssep para llegar al acuerdo. “Tenemos el compromiso de llegar a un acuerdo público - privado para evitar derivaciones innecesarias de pacientes, es importante tener un mecanismo de inversión para que las atenciones se realicen en el Chaco”, señaló.

Te puede interesar