La Provincia logró un principio de acuerdo con acreedores para reestructurar su deuda

Economía 13 de abril de 2021
La propuesta del Gobierno permitirá estirar los vencimientos de su deuda, con un ahorro de unos USD 212 millones hasta 2024.
Coqui y Pons

El gobernador Jorge Capitanich y el ministro de Planificación, Economía e Infraestructura, Santiago Pérez Pons, anunciaron ayer lunes un acuerdo para reestructurar la deuda chaqueña en dólares con el principal acreedor del Bono Internacional 2024. Se trata del grupo Ad Hoc, representado por VR Advisory Services LTD, tenedor mayoritario del stock de títulos en circulación.

La deuda por USD 250 millones fue emitida en el 2016 y su carga sobre las finanzas públicas provinciales se volvió insostenible, explicó Pérez Pons.

En ese contexto, se emprendió un proceso de reestructuración que estuvo centrado en compatibilizar la carga de la deuda con la verdadera capacidad de pago de la provincia, sin disminuir el ritmo de inversiones que necesita la provincia, expresadas en el plan Chaco Reactiva. De esta manera, hasta el momento Chaco logró las mejores condiciones de reestructuración en comparación con Córdoba, Jujuy, Entre Ríos, Río Negro, Salta y Neuquén, en cuanto a la disminución de la tasa de interés y a la capacidad de ahorro, que implicará 212 millones de dólares para el período 2020-2024.

En su presentación, Capitanich señaló que en el 2016 el gobierno del ex presidente Macri “indujo al endeudamiento en dólares de las provincias argentinas y eso implicó una estrategia diferente, porque se tomó una deuda en dólares para pagar obligaciones en pesos”, cuestionó el mandatario. 

“El gobierno de Mauricio Macri generó 100 mil millones de dólares de endeudamiento para la especulación financiera. La plata ingresó pero salió, y no se tradujo en obras, ni en generación de empleos o en nuevas inversiones para incrementar la base del aparato productivo para que las argentinas y argentinos vivan mejor, muy por el contrario. Y por si esto fuera poco 45.000 millones de dólares fue con el FMI; es decir que el endeudamiento sirvió para la fuga de capitales y para empobrecer al pueblo”, sostuvo Capitanich.

En cambio, el principio de acuerdo logrado recientemente por la Provincia le permite ahora al Chaco no sólo extender los plazos, sino también bajar la tasa de interés, contar con un descuento de flujo neto en valor presente, y mejorar la capacidad de repago para estimular la economía. 

El ministro Pérez Pons indicó que ante ese panorama, “hay que garantizar un modelo de crecimiento de base productiva que requiere de grandes inversiones por parte del Estado”. “El peso de los intereses y los vencimientos que se nos venían encima a partir de 2022, hacían inviable cualquier programa de reactivación productiva”, explicó. 

La propuesta acordada ahora implica un alivio significativo para las cuentas públicas chaqueñas, y se puede sintetizar en tres puntos centrales: en primer lugar, el vencimiento de la nueva deuda sería en febrero de 2028 cuando el Bono Internacional 2024 culminaba en agosto de 2024; en segundo término, las cuotas de capital comenzarán en 2024, dándole a la Provincia tres años de alivio; y tercero, que la tasa original de 9,375% se verá reducida a 4,9% para el periodo 2021-2024 y a 6,25% si se toma en cuenta el periodo 2021-2028.

De esta manera, Chaco logró “las mejores condiciones de reestructuración en comparación con otras provincias, en cuanto a la disminución de la tasa de interés y el ahorro en dólares para el tesoro chaqueño”. Fueron 12 distritos los que tuvieron que reestructurar las deudas tomadas en moneda extranjera, por más de 12.000 millones de dólares y 27 bonos diferentes colocados bajo ley de Nueva York.
 

Te puede interesar