Gobierno firmó un convenio para mejorar merenderos y comedores barriales de la provincia

Sociedad 15 de abril de 2021
Además generará un refuerzo alimentario para las personas en situación de vulnerabilidad social, económica y con riesgo alimentario.
5333d9ea9068f1ef43304200e4be0f92
Firma del convenio.

El ministro de Gobierno y Trabajo, Juan Manuel Chapo, junto a su par de Desarrollo Social María Pía Chiacchio Cavana y el subsecretario de Economía y Políticas Sociales, Diego Luna, firmaron este jueves un convenio de refacción y mejoramiento de los comedores y merenderos comunitarios que funcionan en los barrios populares.

A través de este acuerdo, se crea y reglamenta el “Programa de Complemento Alimentario a Municipios y Organizaciones de la Sociedad Civil de la Provincia del Chaco”. El objetivo es generar un refuerzo alimentario para las familias y personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad social, económica y con riesgo alimentario apostando a acciones inclusivas para disminuir los niveles de marginalidad y malnutrición.

Además, a través del “Programa de Refacción de Espacios de Servicios Comunitarios”, el Ministerio de Gobierno ejecutará obras de refacción y reparación de espacios donde se proveen servicios alimentarios de refrigerio. “Este convenio nos permite trabajar en la construcción y mejora de aéreas muy sensibles como comedores, merenderos comunitarios en barrios populares de toda la provincia, queremos que las niñas y los niños que concurren allí sean recibidos en espacios cómodos, seguros y con todas las condiciones” aseguró Chapo.

El ministro destacó la inversión que realiza el gobierno para mejorar las instituciones públicas y los servicios hacia la comunidad. “Estamos haciendo un gran esfuerzo para invertir en refacciones y ampliaciones de establecimientos educativos, centros de salud, clubes barriales, y responder a las necesidades más profundas de los sectores más vulnerables”, sostuvo.

La ministra Chiacchio Cavana remarcó que el convenio apunta a dar respuestas a organizaciones de la sociedad civil que realizan un trabajo de gestión alimentaria en los barrios populares y contienen a muchas personas. “Queremos mejorar estos espacios, con equipamiento óptimo que dignifique a aquellas familias, niñas, niños, adolescentes que asisten y les garantice las condiciones de higiene, sanidad e inocuidad de los alimentos y el cumplimiento de los protocolos vigentes”, concluyó. 

Te puede interesar