Donald Trump, sobre la explosión en El Líbano “Parece un terrible ataque”

Mundo 04 de agosto de 2020
El mandatario estadounidense dijo que su país estará "para ayudar". Al menos 73 personas murieron y 3.700 resultaron heridas
PTM6VKOU6VCN5BO3KYLSXPWYQU

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que las explosiones que sacudieron este martes a Beirut, la capital de El Líbano, “parecen un terrible ataque”.

“Hemos tenido muy buena amistad con el pueblo de El Líbano y estaremos allí para ayudar. Parece un terrible ataque”, dijo Trump a los periodistas en la Casa Blanca, en alusión a los dos enormes explosiones que sacudieron el puerto de Beirut dejando al menos 73 muertos y 3.700 heridos.

Además, el mandatario estadounidense dijo que expertos militares le hablaron de “algún tipo de bomba”, al tiempo que aclaró que no parecía tratarse de una explosión de manufactura.

“Me reuní con nuestros generales” y ellos piensan “que esto no fue algún tipo de explosión industrial”. “Parece ser, según ellos, que saben más que yo, ellos creen que fue un ataque”, agregó.

Más temprano, el secretario de Estado Mike Pompeo había ofrecido la ayuda de Estados Unidos a Líbano: “Estamos monitoreando y estamos listos para ayudar al pueblo de Líbano mientras se recupera de esta horrible tragedia”, escribió Pompeo en Twitter.

Pompeo dijo que Estados Unidos espera las conclusiones de las autoridades de Libano sobre la causa de las explosiones, que además de dejar víctimas arrasaron con el puerto de esa ciudad mediterránea.

“Nuestro equipo en Beirut me informó de los grandes daños causados a una ciudad y un pueblo que aprecio mucho, un desafío adicional en un momento de crisis ya profunda”, dijo Pompeo, quien ha expresado en el pasado su interés personal en Líbano

La embajada de Estados Unidos en Beirut alentó a los estadounidenses que viven en esa ciudad a refugiarse.

“Hay informes de gases tóxicos liberados en la explosión, por lo que todos los que se encuentran en la zona deben permanecer en el interior y usar máscaras si hay disponibles”, señaló una alerta de seguridad.

El primer ministro libanés, Hasan Diab, reveló en una reunión con el presidente de la república, Michel Aoun, que un cargamento de nitrato de amonio de 2.750 toneladas que llevaba seis años en un almacén sin custodiar fue la causa de la explosión.

Diab prometió en un breve discurso televisado que los responsables de la gran explosión van a “pagar el precio”, ya que “esta catástrofe no pasará sin responsabilidades”.

Imágenes difundidas en las redes sociales del momento de la explosión muestran una gran nube con forma de hongo elevándose en el cielo de Beirut y una fuerte onda expansiva provocando numerosos daños materiales.

Te puede interesar